El Adesal se enfrenta al Pereda y contra sí mismo en La Fuensanta


El Adesal se enfrenta al Pereda y contra sí mismo en La Fuensanta

Al Adesal no le hace falta la calculadora para saber cuál será su desenlace de temporada. Le quedan dos partidos y si es capaz de ganarlos, será equipo de la Liga Guerreras Iberdrola el próximo curso. En sí, objetivo que se planteó cuando comenzó la temporada.

El destino, siempre caprichoso, le ha puesto en el camino el enfrentamiento del sábado (19:00 horas) ante el Pereda, que, al igual que el Puerto del Carmen hace una semana, expondrá todo su orgullo para acabar del mejor modo la temporada y pensar en el retorno a la máxima categoría tras las vacaciones.

El cuadro santanderino será el rival que tendrá delante el Adesal, pero no el único. El equipo de La Fuensanta juega contra su interior, contra sí mismo y contra los miedos lógicos que a veces genera la presión. Porque no está de más recordar que el Adesal vuelve a La Fuensanta, donde perdió en sus dos últimas comparecencias ante el San José Obrero y el Zuazo. De haber sumado algún punto en esas citas, estaría, probablemente, en las puertas del objetivo. Sin embargo, los resultados hacen que las jugadoras de Rafael Moreno entren con el nivel de alerta activado.

Eso sí, en el plano anímico también les ayudará el hecho de que vencieron en la última cita. Y eso les liberará tras esa mala racha que, incluso, llegó a poner en el aire la posibilidad de culminar el objetivo. Por ello, se espera a un equipo más suelto, entregado y con la idea de hacer valer de su necesidad una virtud.

Con todo, no está de más recordar que el Pereda vendió muy cara su piel en el partido disputado en La Albericia y que Ana Barquín fue nombrada MVP de la jornada. De hecho, el Adesal tuvo que echar mano a la épica para remontar dos goles de desventaja en los últimos 10 minutos y ganar en el último suspiro gracias a la “excursión” por el centro que se marcó Camila Bonazzola.

Tal vez, esa inercia ganadora hará que las fuensantinas entren con una ligera ventaja al partido, aunque no estaría de más recordar a la afición deportiva de Córdoba que tiene la opción de arropar a un equipo que lucha por mantener una plaza en la primera categoría.

El técnico del conjunto fuensantino, Rafael Moreno, explica que "la victoria dio muchos ánimos. Sacar adelante el último partido y estar a falta de dos jornadas dependiendo de nosotras nos genera esa ilusión. Desde el club queremos hacerles llegar a las jugadoras la alegría de que esté en nuestra mano y sabemos que podemos jugarnos en el partido final, siempre que hagamos las tareas este sábado, estar en una categoría tan bonita".

Pero el técnico es consciente de que "jugamos contra un equipo que está descendido y su tensión competitiva no va a ser la misma. Sin embargo, no van a dejar de jugar y estarán sin presión y muchas jugadoras pueden sacar lo mejor de su juego. No se nos puede escapar ese partido y creo que en Santander fuimos superiores, aunque nos complicamos la vida. Aquí, desde el principio, vamos a tratar de tener las distancias y estoy seguro de que lo vamos a conseguir, aunque parece que en casa nos cuesta un poco más”.

El Adesal afronta su último partido como local esta temporada, consciente de que no podrán celebrar la permanencia, incluso consiguiendo el triunfo, y que deberán esperar al último encuentro para conseguirla, un último duelo que llevará a las de Rafa Moreno a medirse al Lanzarote Ciudad del Arrecife. El técnico lamenta que "ya nos gustaría celebrar con la afición en el último partido, aunque en este podemos ofrecerlos un buen juego y que nos den un empujón para que nos trasladen el deseo de que puedan disfrutar con normalidad y regularidad la máxima categoría. Sabemos que la afición cordobesa ha estado ahí. Será también por ellos”.



Fuente original Minuto 90