José García Román: “Se trata de reinventarnos, ya que no va a ser una situación fácil para nadie”


José García Román./Foto: Irene Lucena
José García Román./Foto: Irene Lucena
José García Román./Foto: Irene Lucena

Esta vez no es en Salesianos, pero hay otra pista de por medio. Nos sentamos en la grada de Vista Alegre, mientras la plantilla del Córdoba Patrimonio de la Humanidad realiza un entrenamiento. La conversación previa con el presidente del club, José García Román, es muy diferente a la de hace unos meses. El coronavirus se ha convertido en el tiempo y abre cualquier charla.

Vamos a hablar de fútbol sala y de un nuevo proyecto que está destinado a crecer. En Salesianos, Jose prometió que el equipo iba a dar un salto cada temporada y, para la que comenzará en octubre se ha realizado una importante inversión en plantilla. De ello, del retraso en el comienzo de liga, de la ayuda de entidades como el Cabildo, de la campaña de abonos, del nuevo entrenador, del anterior y de mucho más hablamos en la siguiente entrevista.

Han jugado los primeros partidos de una pretemporada muy extraña, en la que se suspendieron partidos por el coronavirus ¿Cómo ha sido este tiempo de preparación?

img 0615 1
José García Román./Foto: Irene Lucena

En el último tiempo, incertidumbre. Nos hacía falta empezar ya, llevábamos sin competir desde marzo. Pero como nos dijeron que empezábamos el 4 de septiembre, la maquinaria (los jugadores, pagar sueldos, alquiler…), todos esos gastos comenzaron a moverse a mediados de julio. Hace falta ya que se empiece a mover el balón, por patrocinadores, etc.

¿Qué pasó para que se suspendieran los partidos de pretemporada y para que el calendario de liga se haya retrasado?

Nosotros poco podemos decir. Habría que preguntar a la Federación por qué se tira al barro y dice que la liga va a empezar el 4 de septiembre; nos obliga a empezar a mediados de julio, porque los jugadores llevaban muchos meses inactivos y era una pretemporada peculiar. Para jugar partidos amistosos hay que pedir una autorización a la Española y empezaron a denegárnosla porque no había protocolo. Lo cual creo que es una falta de previsión, no solo de la Federación, sino también del Gobierno. Lo que hay es que mirar al futuro y pensar que ya tenemos fecha de comienzo. Ojalá volvamos a la normalidad y no se suspendan jornadas, porque la situación es la que es.

¿Este mes de más de preparación ha supuesto un quebranto a nivel económico?

Sí, porque la gente aunque haya dicho de apoyarte vive con cierto recelo que decían que iba a empezar el 4 de septiembre y ven que no comienza. La publicidad del equipo nos va bastante bien, pero no tengo nada cobrado. Creo que, con buen criterio, los empresarios están esperando a ver lo que vimos el miércoles, que empiece a rodar el balón.

¿Qué incidencia tiene que no vaya a haber público?

img 0620 1
José García Román./Foto: Irene Lucena

Es un factor importante, pero en parte lo preveíamos. Para nosotros, el año pasado el público entre abonos y taquilla nos supuso un tercio del presupuesto, pero a la hora de presupuestar este año he disminuido los ingresos de este tipo a la mitad. Somos conscientes de que va a ser complicado. El protocolo que acaba de aprobar el CSD habla de que en espectáculos deportivos, en cerrado, no supere las 500 personas. Aquí con 500, difícilmente vas a cubrir el presupuesto que tenemos. Se trata de reinventarnos, ya que no va a ser una situación fácil para nadie, pero intentar sacarla adelante lo mejor posible.

¿Cómo va a afectar el coronavirus a los presupuestos del fútbol sala?

A todos nos va a afectar. A la mayor parte de los clubes nos va a disminuir el capítulo de ingresos. Esperemos que no caiga ninguno. Al menos, en nuestro caso mantengo que quizá seamos de los que menos paguemos de la Primera División, pero una de nuestras señas de identidad es que, como siempre digo, aquí todo el que viene gana más de lo que ha firmado en contrato. Mientras en otros clubes, tal vez, se les deja a deber algo, aquí -y a los años anteriores me remito- una cosa es lo que firman, pero acaban cobrando más, vía prima, por algún tipo de ayuda. De tal forma que el jugador que esté aquí esté lo más contento posible.

La liga acabó en marzo, con un entrenador que no llegó a debutar, el equipo se salvó… ¿Cómo fue ese proceso?

img 0624 1
José García Román./Foto: Irene Lucena

Hay gente que considera que hicimos un gasto inútil, pero con el cambio de entrenador y encerrados por la pandemia, tanto Josan, como Rafa García y yo dedicamos ese tiempo a empezar a confeccionar la plantilla. Y, sinceramente, fue un periodo muy productivo. En marzo, el 90-95% de la plantilla ya lo teníamos cerrado. No perdimos el tiempo y adelantamos bastante el trabajo.

Hay muchas caras nuevas, ¿qué proyecto nos espera?

Primero, hay que valorar con un 10 a todos los que formaron la plantilla del año pasado. Llegamos los últimos, con un presupuesto muy, muy modesto, y conseguir la permanencia sin estar ni una sola jornada en puestos de descenso, creo que dice mucho de la entrega de los que estuvieron en la plantilla.

Al margen de eso, estamos en la mejor liga del mundo y sabemos que no podemos estar en el alambre, máxime una temporada como esta en la que pueden bajar hasta cuatro equipos. Desde el primer momento, nuestra idea ha sido reforzar la plantilla, subir el nivel con respecto al año pasado y, sinceramente, con los fichajes que hemos hecho lo hemos conseguido sobradamente.

Mientras en otros clubes, tal vez, se les deja a deber algo, aquí -y a los años anteriores me remito- una cosa es lo que firman, pero acaban cobrando más, vía prima, por algún tipo de ayuda

¿Fue muy difícil la decisión de cambiar de entrenador?

Eso no lo sabéis bien. Habrá a quien no le cueste, pero yo valoro mucho las relaciones personales. Y tenemos que ver que Miguel Ángel, Maca, había ascendido al equipo… La situación fue muy difícil para mí, porque no soy un presidente al uso, que viene a los partidos y ya está, sino que tengo bastante contacto con la plantilla. Y el tener que decir algo así a una persona que ha hecho tanto por la historia del club, no fue un plato agradable.

Mirando al futuro, ¿hasta dónde puede llegar este equipo?

Tenemos que partir de que seguimos siendo un club modesto. Para empezar hay clubes que están respaldados por un club de fútbol (con lo que les cuesta un jugador pueden pagar el presupuesto completo de un equipo de fútbol sala), otros con grandes patrocinadores y clubes como nosotros, que desde la modestia intentas crecer cada día. Ves los equipos de Primera y por nombre y jugadores ves 10 que son inaccesibles. Tu lucha en teoría es por el undécimo. Pero conozco el gen competitivo de la gente del club, empezando por Josan hasta el utillero, y sé que no nos vamos a conformar con eso. Otra cosa es que luego se consiga, porque aquí nada te garantiza resultados. Las bases están puestas para intentar dar un salto más.

Está el ejemplo de Valdepeñas.

Hablamos de un equipo que tiene un patrocinador que le da 300.000 euros, en principio. Eso nosotros, ahora mismo no lo tenemos. No te digo que en Córdoba no haya una empresa que pueda hacerlo, estoy convencido que sí. Estoy convencido que, antes o después, vamos a conseguir a alguien que patrocine, porque el retorno es muy superior. Este año tanto el Cabildo como Córdoba Patrimonio de la Humanidad, el retorno ha sido de tres millones de euros. Creo que pocas inversiones son tan rentables como un equipo de fútbol sala.

Este año hemos cogido a Juanda, un gran profesional que nos está sorprendiendo, porque puede ser uno de los grandes fichajes de este año, aunque no juegue

Ha hablado del Cabildo, ¿esa relación va continuar?

Tengo que agradecerle a don Manuel Pérez Moya y a José Juan Jiménez Güeto su apoyo al fútbol sala. Muy agradecido porque han confiado en nosotros y nuestro máximo objetivo es no defraudarlos y que puedan seguir viendo que nuestro equipo transmite uno valores positivos y la marca Mezquita-Catedral de Córdoba por todo el mundo.

Tienen una pretemporada ante equipos de primer nivel.

Se ha diseñado una pretemporada exigente en la que lo de menos son los resultados y sí llegar en las mejores circunstancias para el comienzo de campeonato.

¿Cómo vio al equipo ante El Pozo?

Bien. Pero tienen mucho margen de mejora. Aunque Josan lleva unas semanas trabajando con ellos, la maquinaria se está engrasando. Aunque la mitad de la plantilla estaba el año pasado, la otra mitad es nueva, entonces no vas a aspirar a que -a las primeras de cambio- den todo lo que tienen de sí. Estoy convencido de que esta plantilla va a hacer cosas muy positivas.

No se ha comenzado a jugar con las camisetas definitivas.

Hay varios equipos que, a estas alturas, no tienen sus camisetas oficiales. Queríamos camisetas sublimadas, de forma que la publicidad la lleven impresa y van a tardar más. Pero estarán al comienzo de liga.

Se va a echar de menos al público de Vista Alegre.

img 0639 1
José García Román observa un entrenamiento del Córdoba Patrimonio./Foto: Irene Lucena

Es algo contra lo que no podemos hacer nada, sino soñar que pronto los tengamos con nosotros. Esperar que nos dejen meter al mayor número posible de gente en Vista Alegre. Con el protocolo que se ha aprobado podremos meter al menos a 500 espectadores y, a partir de ahí, a ver si podemos volver a ver la grada llena, porque sabéis que eso ha llevado en volandas al equipo.

¿Cómo valora la respuesta de la gente a la venta de los abonos especiales que han puesto a la venta y cómo se haría en caso de que solo permitiesen entrar a 500 personas?

Fue una situación muy difícil. Hay equipos que han sacado campañas de abonos sin limitación y la gente se ha gastado un dinero y no se sabe qué van a hacer cuando no se pueda. Nosotros éramos conscientes de la limitación que había y fue una decisión muy dura, con más de 2.000 socios que teníamos, decir que solo 800 (atendiendo a la normativa de la Junta de Andalucía) se podían sacar el carnet de socio simpatizante, parecía hacerle un feo a más de 1.200 socios. pero, cómo íbamos a decirle a una persona, sáquese el abono, pague el dinero y, cuando llegue la primera jornada de liga le digamos que no.

¿Qué cree que le va a sorprender más a la gente de este nuevo Córdoba Patrimonio de la Humanidad?

Hemos dado un salto de calidad en todo, en profesionalidad. Sin ir más lejos, el año pasado teníamos dos preparadores físicos que eran unos cracks, Iñaki y Koeman, pero eran profesores y ninguno de los dos podía dedicarle todo el tiempo a esto. Este año hemos cogido a Juanda, un gran profesional que nos está sorprendiendo, porque puede ser uno de los grandes fichajes de este año, aunque no juegue. Le va a dar un plus al equipo. El míster está loco con el proyecto. Hemos profesionalizado el equipo. Con la llegada de Saura y Shimizu (que es como un fichaje nuevo), en esa posición de pivot es donde se va a notar más el crecimiento que hemos tenido este año en la plantilla.