El Adesal en busca de apoyos económicos


En los últimos días el club ha hecho oficial su inscripción a la Liga Guerreras Iberdrola pero ahora busca la financiación necesaria para no quedarse fuera de la competición

Adesal durante un partido de la temporada 2018/2019./LVC
Adesal 1024x768
Adesal durante un partido de la temporada 2018/2019./LVC

Tan solo tres partidos le faltaban al Adesal para terminar la temporada cuando fue paralizada la competición, a pesar de ello durante la temporada habían sumado victoria en más del 80% de los encuentros, tan solo un empate y tres derrotas. Los grandes resultados han llevado al equipo fuensantino a disputar la próxima temporada en la máxima categoría del balonmano femenino. La noticia fue recibida con gran alegría por el club, aficionados y en general en el deporte cordobés. 

En los últimos días, tras celebrarse la Asamblea General de la RFEBM, se hacían públicas las fechas de la competición y la modificación del sistema de juego para la próxima temporada. El club, que tiene su lugar de juego en el barrio de la Fuensanta, deberá enfrentarse a los ocho equipos del grupo B con el sistema de doble vuelta, de estos los cuatro mejores se enfrentarán con el mismo método a los cuatro mejores del grupo A mientras que los restantes equipos defenderán su permanencia en una temporada donde habrá cuatro descensos. 

Una vez anunciadas tanto las fechas como el nuevo sistema, el club hizo oficial su inscripción a la máxima categoría. Sin embargo una preocupación mayor cae ahora sobre los hombros de su presidente, Paco Castillo, y es que la humildad que caracteriza a un club pequeño se hace presente en situaciones de ascenso con la ilusión de una ciudad, unos aficionados y unas jugadoras más presentes que nunca. El equipo busca en estos momentos la financiación necesaria para poder disputar su tercer año no consecutivo en la máxima categoría aunque la situación económica por la que atraviesa el país, y por ende todas las entidades deportivas que obtienen sus ingresos por medio de patrocinios, afrontan esta etapa previa a la competición con esfuerzo y trabajo para que el sueño no se les escape por cuestiones económicas.