Cuesta 4.000 euros y “el campo no reúne unas condiciones mínimas para la seguridad de los jugadores”


Uno de los responsables del Mezquita Rugby Club, Ignacio Suárez, desvela los problemas que azotan al rugby cordobés

Partido de rugby en el campo de Miralbaida./Foto: Mezquita Rugby
Partido de rugby en el campo de Miralbaida./Foto: Mezquita Rugby
Partido de rugby en el campo de Miralbaida./Foto: Mezquita Rugby
Partido de rugby en el campo de Miralbaida./Foto: Mezquita Rugby

“Te vas a Almería y tiene; te vas a Huelva, a Sevilla, no te digo Málaga…” En estos términos explica uno de los responsables del Mezquita Rugby Club, Ignacio Suárez, uno de los grandes problemas que padece este deporte en Córdoba, que no tiene un campo exclusivo para ese uso.

Pero no es el único, puesto que el Imdeco aun adeuda la subvención correspondiente a la temporada 2018-20-19. “Eso supone que los proveedores, de los que cada club se ha suministrado, resulta que no pueden pagarle y todos estamos con muchísimos problemas económicos”, se lamenta Suárez a La Voz. Si bien y este es el gran caballo de batalla “el problema mayor que tenemos es que no existe una instalación deportiva, solo y exclusivamente, para el uso del rugby. Eso nos supone, nada más que en instalación -partidos y entrenamientos- un dineral. Este año aun no hemos cerrado la temporada, pero estos años de atrás nos ha salido por alrededor de 4.000 euros. Eso es una carga económica”.

En ese sentido, Suárez confiesa que “la subvención ayuda muchísimo, pero claro -visto lo visto- la temporada pasada y esta ya nos hemos acostumbrado a trabajar solo con lo que contamos. No con otra cosa, porque no sabemos si vamos a recibirla”.

Un campo que genera problemas

Suárez insiste en que “Córdoba es la única ciudad que no tiene campo de rugby. Cualquier otra comunidad y ciudad tiene, al menos, un campo solo y exclusivamente para rugby”. Y “eso es una carga muy grande para nosotros, competir con esa serie de precios y esos gastos es un problemón”. Ante ello, “a día de hoy, lo que estamos intentando es gestionar el uso de forma puntual del Fontanar. Este año, a lo mejor, tenemos la posibilidad de jugar una fase de ascenso (al campeonato nacional) y, claro, no es lo mismo jugar en un campo como el de Miralbaida, que jugar en el Fontanar”. 

Y no es lo mismo porque “las carencias que tiene el campo de cara a seguridad y de cara a todo, nos está suponiendo que, cada dos por tres, la Federación Andaluza de Rugby nos está indicando que tenemos muchos problemas de seguridad, muchos problemas de instalación…” Por lo que el directivo del Mezquita Rugby vaticina que “llegará un momento en que, a lo mejor, nos va a acarrear sanciones económicas”, ya que “el campo no reúne unas condiciones mínimas para la seguridad de los jugadores.

Llamamiento

Finalmente, Suárez subraya que el rugby “es un deporte alternativo al fútbol, que tiene tiene un estilo de ver las cosas, de actuar y de formarse los jugadores con unos criterios totalmente distintos”. Y recuerda que, “en este caso nosotros -hay más- formamos una familia de 100 fichas, que van desde una escuela desde los seis años hasta los senior. Creo que no es nada despreciable el grupo de gente que formamos”. 

1 Comentario

  1. es imposible que este año tenga la posibilidad de subir a categoría nacional como dice el artículo, puesto que el club se encuentra actualmente en segunda regional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here