7-1. Pito fulmina al Córdoba Patrimonio


No hubo historia en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz ni ninguna opción del Córdoba Patrimonio, doblegado de forma incontestable por el Movistar Inter

Córdoba
Jesús Rodríguez pelea un balón con un jugador del Inter Movistar./Foto: CPH
Córdoba
Jesús Rodríguez pelea un balón con un jugador del Inter Movistar./Foto: CPH

En tres minutos y 34 segundos ya no hubo historia en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz ni ninguna opción del Córdoba Patrimonio, doblegado de forma incontestable por el Movistar Inter, el líder de la Liga, y el brasileño Pito, que le desbordó con celeridad (7-1).

Una derrota fulminante, la quinta en las últimas diez jornadas, del conjunto andaluz, que sólo ha sumado un triunfo en las doce citas más recientes, pero que aún sostiene cuatro puntos de ventaja sobre la zona de descenso; la mejor noticia, junto al notable apoyo de su afición en el pabellón madrileño, de un equipo que, salvo en el primer instante, jamás tuvo opción de ganar en casa del Inter.

En un escenario de tal magnitud, contra un rival de tal nivel, cada concesión es una invitación a la derrota. No admite errores un contrincante del poder del Movistar Inter, que concedió la primera ocasión al conjunto andaluz, frustrado por la sensacional parada de Álex González y, de repente, sentenciado a toda velocidad. Porque, cuando el Córdoba Patrimonio aún lamentaba la oportunidad fallada, el partido se le escapó sin discusión, doblegado por dos acciones de Pito en tres minutos y medio: la primera, el 1-0, cuando desbordó por la banda y conectó un zurdazo sorpresivo para Cristian. La segunda, el 2-0, cuando asistió -o regaló- el gol a Ricardinho.

La primera a los dos minutos y 18 segundos de juego; la segunda a los tres minutos y 34 segundos y las dos para poner contra las cuerdas al Córdoba Patrimonio desde el principio de un partido inalcanzable desde entonces para él, por mucho que recompuso su figura defensiva después o lanzó un par de contragolpes incisivos.

Ni siquiera le salió bien el portero-jugador. Con el 2-0, el entrenador Miguel Ángel Martínez, ‘Maca’, recurrió a un revulsivo que también fue ineficaz. La prueba irrebatible fue el 3-0. No había creado ninguna ocasión el conjunto andaluz entonces a través de esa fórmula. Y a la primera pérdida, el tercer gol local. De Marlon.

Un 3-0, al borde del minuto 5, es un resultado demoledor para cualquier equipo en la cancha del equipo más laureado de la Liga y de la Copa de Europa; más aún de un conjunto dolido por su eliminación en la Copa del Rey del pasado miércoles contra el Talavera. Un muro insuperable. Y lo fue para el Córdoba Patrimonio.

Ni siquiera alguna desbordante acción de Zequi ni alguna jugada de estrategia, sobre todo por las intervenciones de Álex González, permitieron al bloque andaluz, con un perfil ya más competitivo, acercarse al marcador, que creció hasta el 4-0 al descanso, con un golazo al contragolpe del Inter, culminado por Pito (m. 11).

La segunda parte ya fue un trámite. Logró un gol el Córdoba Patrimonio, el 5-1 que anotó Cristian al contraataque, y tuvo mucha más presencia ofensiva, con varias paradas de mérito del portero rival, Álex González, pero nunca puso en aprietos el triunfo del líder de la Liga, cerrado con un expresivo 7-1, obra de Pito.

Ficha técnica

7 – Movistar Inter: Álex González, Raya, Ricardinho, Pito, Gadeia -cinco inicial-; Bebe, Marlon, Borja, Elisandro, Ortiz y Bruno.

1 – Córdoba Patrimonio: Cristian, Lolo Jarque, Manu Leal, Pablo del Moral, Cristian C.M. -cinco inicial-; Jesús, David Leal, Daniel, Zequi, Javi Sánchez, Koseki y Gonzalo Puebla (p).
Goles: 1-0, m. 3: Pito. 2-0, m. 4: Ricardinho. 3-0, m. 5: Marlon. 4-0, m. 11: Pito. 5-0, m. 24: Bebe. 5-1, m. 27: Cristian C.M. 6-1, m. 34: Bebe. 7-1, m. 40: Pito.

Árbitros: Blas Alonso y Romero Candela (C. Castellanomanchego). Amonestaron a los visitantes Jesús (m. 4), Cristian (m. 22) y Lolo Jarque (m. 37).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Liga en Primera División, disputado en el pabellón Jorge Garbajosa de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz ante unos 3.000 espectadores.