Javi Sánchez: “Cuando te dicen que han terminado las revisiones, damos por zanjada esta enfermedad, es una liberación completa”


El jugador del Córdoba Patrimonio reconoce que “todos los estudios sanitarios que tengo, los hice a raíz de la enfermedad”

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena
Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena
Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

Con cinco añitos entró en Adecor. Pasó por todas las categorías de la base y, cuando le esperaba un futuro prometedor le detectaron un cáncer a los 18 años. Pero la lucha del actual jugador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, Javi Sánchez, fue titánica. Superó la enfermedad y triunfó en el fútbol sala, hasta acabar en el equipo de su tierra. En junio colgará las botas, como anunciaba hace una semana. Como reconoce en la siguiente entrevista “todos los estudios sanitarios que tengo, los hice a raíz de la enfermedad”. No pierdan detalle, porque es algo más que el balón lo que se pone en juego.

-Anunciaba hace unos días que se retira en junio…

-Es una decisión personal, que la venía meditando durante los últimos tiempos. Y es que quiero cambiar un poco el chip, a nivel personal. La dedicación al fútbol sala implica mucho tiempo, mucho esfuerzo. Tengo mis estudios y quiero buscar trabajo de ello, asentar una vida más familiar -por así decirlo- y seguir vinculado a la pelota, pero no de forma tan activa, tan profesional.

-¿Qué estudios?

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Soy maestro de educación física, técnico de radioterapia, técnico de documentación sanitaria y ahora me examino para ser técnico de imagen para el diagnóstico. Mi idea es trabajar como técnico de radioterapia y lo de técnico de radiodiagnóstico también es una salida que me gusta.

-¿Se plantea hacer, algún día, algo de lo que está estudiando, relacionado con el deporte?

-En su día hice Magisterio de Educación Física, cuando he podido he llevado escuelas de niños y no descarto seguir vinculado al fútbol sala de esa forma. Es verdad que quiero poner el punto de atención en la Sanidad. Pero me gustaría seguir ligado al fútbol sala, claro.

-Hablamos del futuro, pero cómo empieza en esto del fútbol sala.

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Muy chico. Con cinco añitos ya me metí en las categorías base de Adecor. He pasado por todas, desde la categoría baby hasta juveniles allí. A nivel familiar, también se me ha inculcado el deporte, el fútbol sala. Mi padre fue presidente de Adecor muchos años. Vicepresidente también. Toda mi familia ha estado vinculada a Adecor. Jugaba también al fútbol en Fray Albino, el equipo de mi barrio. Desde chico, no había día que no jugara al fútbol. 

¿Había diferencia con respecto a ahora?

-No hay tanta diferencia a nivel de juego. Ahora se está valorando mucho cuando se ve Vitalegre lleno, pero si miras a los que estamos jugando, la mayoría cordobeses, hemos salido todos de ahí, de esa cantera, de esa base. Es un premio a esa formación que hemos tenido. Evidentemente tiene mucha más repercusión, pero el trabajo no es tan diferente el que se hace hoy en día como, por ejemplo, el que hacía en Bujalance en Segunda B. Cambia el escenario, la repercusión social que tiene, pero el trabajo no es otro que jugar al fútbol sala, entrenar y tener una dedicación importante en ello.

“Mi idea es trabajar como técnico de radioterapia y lo de técnico de radiodiagnóstico también es una salida que me gusta”

-Ha recordado Bujalance, pero también ha jugado al máximo nivel, en Hungría, y ganó títulos.

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Fue una experiencia brutal, tanto a nivel personal como deportiva. Ir a un país del que no conoces nada, a una liga diferente, idioma completamente diferente, costumbres diferentes. A nivel personal era un reto y, encima, he tenido la suerte de que a nivel deportivo la última temporada conseguimos liga y copa, que era uno de los objetivos del club. Una experiencia brutal, si no hubiera ganado títulos lo hubiera sido igualmente, pero ganando más satisfactoria todavía.

-Regresa a Córdoba para jugar en Primera y luchar por la permanencia.

-Siempre lo he venido siguiendo. He sido un seguidor más. Cuando estaba en la UMA, en el Betis, en Hungría me ponía el ordenador e intentaba ver los partidos. El equipo subió, surgió la posibilidad y era la oportunidad perfecta de volver a casa, de cumplir un sueño.

-En esta trayectoria profesional sufre una enfermedad (cáncer).

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Cuando sufro la enfermedad estaba estudiando Magisterio de Educación Física, lo terminé, pero eso me cambió la forma de pensar. Cuando viví ese mundillo investigué, me informé y quise formarme más. Todos los estudios sanitarios que tengo, los hice a raíz de eso. Y estudios complementarios, que creo que me pueden ayudar para trabajar en ello. Fue una experiencia dura, en su momento. Pero de todo en la vida tienes que sacar cosas positivas. Y yo saco que conocí un mundo muy bonito en el que hay personas que están trabajando con mucha vocación y espero trabajar en él dentro de poco.

-Supongo que cambia mucho la vida.

-Mucho, sobre todo por la edad en que recibo ese palo, esa enfermedad. Tenía 18, casi 19 años y no eres consciente de lo que se te viene encima. Pero día a día, con el apoyo de la familia y de los amigos, vas dando los pasos. Durante el proceso te haces mucho más fuerte, valoras muchas cosas… Hay quien me dice que fue como una pesadilla. Sí, pero no me gusta olvidarlo, porque recordarlo me hace recordar todos los pasos que he dado y el día a día.

-¿Qué le diría a quienes están atravesando esa enfermedad?

-Tanto en mi caso como en muchos otros, es una enfermedad dura, complicada, pero que gracias a los avances de la Medicina, si se pilla con tiempo tiene muchas probabilidades de éxito. El tratamiento es duro, pero se puede salir adelante, que se sale. Sale uno más fuerte y merece la pena todo el esfuerzo. Sobre todo por el apoyo de familiares y amigos, que son partícipes del éxito.

-¿Qué sintió el día que le dijeron que estaba curado?

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena
Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Fue muy emotivo. Estuve dos años, prácticamente, condicionado al tratamiento, luego pasas una serie de revisiones. El paso más grande es cuando terminas esos dos años y me dicen has terminado el tratamiento y, a partir de ahí, empezamos un periodo de revisión. Es una alegría tremenda, una sensación de quitarte un peso de encima increíble, una felicidad tremenda, pero siguen estando ahí las revisiones. Siempre con el miedo de una recaída. Y ya cuando te dicen que han terminado las revisiones, damos por zanjada esta enfermedad, ya es una liberación completa. 

-Regresando a lo deportivo, ¿se puede lograr la permanencia?

-Por supuesto. Estamos luchando para ello. Hemos hecho una primera vuelta muy buena, va a ser difícil repetirla. Pero estamos luchando para ello y no tenemos otra cosa en la mente que no sea esa.

“Tenía 18, casi 19 años y no eres consciente de lo que se te viene encima. Pero día a día, con el apoyo de la familia y de los amigos, vas dando los pasos”

-¿Por dónde pasa la salvación?

-Por Vistalegre, aquí en casa. Y, sobre todo, ante los rivales directos. Estamos tan igualados, que esos partidos suman doble.

-Desde que está en el Córdoba Patrimonio, cuál ha sido el partido en el que más ha disfrutado y el más duro.

-Los que más he disfrutado han sido los tres contra los equipos grandes. Salir a Vistalegre, ver el campo lleno, a. La gente con las bufandas cantando el himno del Córdoba. Para mí fue brutal, una experiencia increíble. Quizá el de Inter, porque les plantamos cara y estuvimos hasta el final a punto de sumar puntos. Pero cuaquiera de los tres han sido especiales. Me sorprendió mucho el día de Burela, un martes por la noche, encontrarte Vistalegre prácticamente lleno. Ese día cumplimos uno de los objetivos de la temporada, llenar Vistalegre contra un rival no de los grandes. El peor, el de Peñíscola fuera, que es verdad que no dimos nuestra mejor versión. A pesar de que íbamos mentalizados, no salieron las cosas y fue un poco desastre ese partido.

-Decía Maca que es muy importante lo que tienen entre manos ¿Sienten esa presión?

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-En un deporte profesional es difícil que no haya presión. Pero tenemos que jugar con eso también. Igual que nosotros habrá otros equipos que están pasando por lo mismo y tendrán presión. Puede ser uno de los factores claves para conseguir la permanencia, saber jugar con esa presión. En momentos puntuales de los partidos, cuando están ajustados, tener esa calma y saber jugar con esa presión. 

“Si se mantiene en Primera el futuro es increíble, no tiene techo”

-Ha pasado por muchos equipos, qué entrenador y qué compañero le han marcado más.

-Entrenadores sería difícil destacar a uno, porque cada uno me ha aportado una cosa diferente. En los años que estuve en la UMA con Moli, a nivel personal, me aportó muchísimo, la gestión de un vestuario. Los años que he estado con Maca aporta mucho, porque es súper detallista, preciso con todos los detalles. Cuando estuve en Hungría con Sergio, igual, su defensa, los mecanismos en ataque. Con los compañeros igual. Tengo una relación especial con Chillo, que viene este sábado contra nosotros. Conviví con él dos años en Málaga y tenemos buena amistad. Y es un jugador que me encanta. No es el prototipo mío, pero me gusta su forma de jugar.

-De los jugadores contra los que ha jugado o que han sido compañeros, cuál le ha dejado sorprendido por su forma de jugar.

Javi Sánchez./Foto: Irene Lucena

-Con el compañero que más he podido aprender es Tete. Quizá se parece más a mí en las características técnicas, tácticas. Es bestial. Veía el juego, no necesitaba correr para estar en todos sitios. Tiene una calidad tremenda para poner la pelota donde quisiera. Es con el que más he aprendido.

-¿Cómo ve el futuro del Córdoba Patrimonio?

-Es clave la permanencia. Si el equipo se mantiene en Primera va a ir a más. Seguramente suban los patrocinadores, muchos jugadores van a querer venir… Parte de la presión de la que hablábamos antes viene por eso, porque cambia mucho el futuro estando en Primera o no. Si se mantiene en Primera el futuro es increíble, no tiene techo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here