Un ritual con el que consiguió el ascenso y la victoria


El jugador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, Lolo Jarque, se realiza dos marcas en el pelo antes de los partidos para conseguir la victoria

Lolo Jarque
Lolo Jarque / Foto: Irene Lucena
Lolo Jarque
Lolo Jarque / Foto: Irene Lucena

Cuando Lolo Jarque marcó el tercero, el centenar de cordobeses que se habían desplazado a Mengíbar estallaron y una ciudad entera contuvo la respiración. Quedaban minutos por disputarse, pero el 2-3 del marcador anunciaba un ascenso a Primera División, que era un milagro, un acto heroico, una muestra de fe inquebrantable de los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, de su entrenador (Maca) y de su presidente, José García Román.

Aquel tanto de Lolo Jarque escondía un secreto, un ritual que trajo suerte al jugador blanquiverde y que, hace tan solo unos días, desvelaba en el reportaje que realizó para La Voz de Córdoba y en el que pudo verse como es un día en la vida de este icono del fútbol sala cordobés.

Y es que Lolo Jarque tiene como costumbre acudir al barbero casi de forma semanal. Allí, como se ve en el vídeo, su peluquero le hace dos rayas en el pelo. La primera vez que se las hizo fue antes de aquel mágico partido que supuso el ascenso para el Córdoba Patrimonio y, desde entonces, ha intentado mantener ese ritual para alcanzar la victoria.

Superstición o manía, la semana pasada los lectores de La Voz comprobaron como se las hizo y, aunque Lolo Jarque no marcó, el Córdoba Patrimonio consiguió remontar y alcanzar una victoria muy necesaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here