León, el constructor de las mentiras, coloca al Córdoba C.F. en el precipicio


Hace un mes citaba a todos los medios de comunicación para edulcorar una situación caótica del club y se jactaba, no menos de cinco veces, de que el 31 de julio abonaría el último pago pendiente

Jesús León Córdoba
Jesús León./Foto: LVC
Jesús León Córdoba
Jesús León./Foto: LVC

Aprieta el calor, la ciudad comienza a adquirir tintes de ciudad inhabitada y el foco informativo está en Jesús León quien no ha podido atender el pagaré de 4’5 millones que ha presentado esta mañana Azaveco, según nuestras informaciones. 

El contrato de compraventa es papel mojado y Carlos González comenzará los procedimientos legales que le asisten para recuperar el control de la SAD. Así, Gonzaléz instará al secretario, Juan Ramón Berdugo, para convocar una Junta General extraordinaria y nombrar a nuevos miembros del consejo. 

Jesús León vuelve a incumplir su palabra. No es novedoso. No sorprende a nadie a estas alturas. Bastaba con seguir de cerca la estela de sus engaños para saber que sería todo lo contrario a su prédica.  

Hace un mes citaba a todos los medios de comunicación para edulcorar una situación caótica del club y se jactaba, no menos de cinco veces, de que el 31 de julio abonaría el último pago pendiente. No ha sido así. No hubo sorpresa. El resultado de construir un mundo de mentiras es que la realidad al final te termina golpeando. No ha habido pago. De hecho, aún sigue buscando comprador para soltar un club en quiebra, que él mismo ha creado, y salvaguardar la difícil situación en la que quedaría. No en vano, avaló con sus bienes personales. 

Oliver, el único que, con habilidad y astucia sigue manteniendo hilo directo con León, sabedor de que es la única forma posible de cobrar lo que le adeuda, podría tener un preacuerdo con González. Según ha podido saber La Voz de Córdoba, el Navarro habría planteado a León hacerse  cargo del pago a Azaveco a cambio de que Aglomerados le cediese las acciones del ccf en compensación de las deudas contraídas y que no fueron cobrados en ninguno de los más de cincuenta pagarés que fueron devueltos a lo largo de esta temporada. Un reguero de impagos que hacen que Leon siga adeudando a Oliver cerca de tres millones de euros entre los préstamos realizados para la compraventa y sus honorarios por la dirección deportiva.

La respuesta del montoreño habría sido exigir un porcentaje de acciones del 20 % y la presidencia ejecutiva de la SAD durante 5 años con el sueldo actual, 250.000 € anuales. En caso de no ser así, León ya tiene cavada su trinchera y amenaza con morir matando. Esto es, no pagar los salarios pendientes a los entrenadores Sandoval y Torres, incumplir las obligaciones federativas y dejar caer el Córdoba C.F. a tercera división. 

Pinchó en hueso el constructor de las mentiras. Oliver la rechazó de plano. Es más, Carlos González no está por ofrecer balones de oxígeno a quien le ha llevado de forma infame a los tribunales como medida de presión y chantaje. Sin piedad y embargos. Es el nuevo ciclo. Ha llegado su turno. 

Jesús León, el constructor de las mentiras, lleva más de un año socavando una fosa inerte en el que enterrar todos sus engaños. La lástima… es que el Córdoba C.F. pueda terminar en la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here