El dineral que se ahorrará el Córdoba con el adiós de Romero


Jaime Romero y Alex Quintanilla durante el entreno de este domingo / Foto: Córdoba CF
Jaime Romero y Alex Quintanilla durante el entreno de este domingo / Foto: Córdoba CF
Jaime Romero y Alex Quintanilla durante el entreno de este domingo / Foto: Córdoba CF
Jaime Romero y Alex Quintanilla durante el entreno de este domingo / Foto: Córdoba CF

El Córdoba CF y el extremo manchego Jaime Romero separaban sus caminos este miércoles, tras un periplo de dos años en que ninguna de las partes se sitió satisfecha. Un adiós que es beneficioso para los dos actores implicados. El futbolista porque podrá integrarse en la disciplina de un equipo de superior categoría y la entidad blanquiverde porque se ahorrará una importante cantidad de dinero. Máxime de cara al reajuste que les aguarda en la categoría de bronce.

Y es que, como ha apuntado La Jugada de Córdoba de Canal Sur Radio, Romero cobraba la nada desdeñable cantidad de 430.000 euros. Mientras que, según dicha información, “para Segunda B tenía 240.000 euros, pero en su contrato una clausula permitía tanto al club como al jugador romper el contrato en caso de descenso”.

Cabe recordar que el periplo de Romero en el Córdoba ha estado marcado, durante estas dos temporadas, por una intermitencia que no ha dado la medida del nivel técnico del futbolista. De hecho, desde casi su llegada a la disciplina blanquiverde, bajo las órdenes de Luis Carrión, mostró poca ambición por parte del jugador. Una apatía que quedó en evidencia a las primeras de cambio y, envuelto el CCF en una dinámica muy negativa, dio con las primeras suplencias de Romero. La llegada de Merino y la posterior de Jorge Romero al banquillo blanquiverde, no mejoraron la situación para un extremo que, con la llegada de León y Oliver al Córdoba, dio con sus huesos en una cesión al Lugo.
En tierras gallegas el rendimiento del manchego mejoró y, con el fichaje de Francisco, no volvería a salir cedido. Si bien, aparte de un fugaz buen inicio de pretemporada, la crisis del Córdoba de esta campaña contagió pronto a un Romero que se ha pasado lesionado todo el final de curso.
Una situación compleja a la que hay que sumar los problemas extradeportivos, como lo fue la demora en el pago de su traspaso, que tuvo al club pendiendo de un hilo hasta el final de la pasada ventana invernal de fichajes. Si bien, este apartado no es en absoluto imputable a un jugador que, en el plano deportivo, eso sí, se marcha sin pena ni gloria del Córdoba, pese a su gran potencial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here