Resaca para el Córdoba antes de su ‘fin de fiesta’


Los blanquiverdes han vivido una resaca continuada durante la temporada, mucho antes de que acabase la 'fiesta' del fútbol profesional

Córdoba
Estadio de Riazor./Foto: RC Deportivo de La Coruña
Córdoba
Estadio de Riazor./Foto: RC Deportivo de La Coruña

El estadio de Riazor será el escenario donde, en la tarde-noche de este sábado, el Córdoba CF se despida de la categoría de plata. Ello tras un año turbulento en que lo deportivo ha sido fiel reflejo de la convulsa situación institucional que, de momento, se ha saldado con la pérdida de categoría, el regreso al pozo de la Segunda B y problemas extradeportivos que seguirán marcando la agenda blanquiverde durante las próximas semanas.

En esa tesitura y con el descenso certificado a cuatro jornadas del final del campeonato, al Córdoba solo le va en su visita al Deportivo de la Coruña intentar abandonar el último puesto. Para ello tendría que ganar a los coruñeses y, de camino, haría un buen favor al Cádiz, dándole la opción de alcanzar la sexta plaza de la tabla, que ahora ocupa el Dépor.

Pero, aun venciendo, si el Nàstic venciera al Lugo, el Córdoba terminaría como último clasificado. Y, de perder, los 34 puntos (tres de ellos conseguidos por la expulsión del Reus de la competición) dejarían fiel reflejo de un curso aciago, para olvidar. Con siete partidos ganados, 13 empatados, 21 perdidos, 48 goles a favor y 77 en contra (antes del partido de hoy), los números del CCF son de los peores que se recuerdan en décadas, junto con los de la 2014-2015 en Primera División.
´
Ahora, la situación es aun peor y el Córdoba ha vivido una resaca continuada, mucho antes de que acabase la ‘fiesta’ del fútbol profesional.