García Román: “No sé si subiremos, pero nos hemos ganado el corazón de Córdoba”


José García Román./Foto: CCF Futsal
José García Román./Foto: CCF Futsal

Hay vida más allá del fútbol y en el pabellón de Vistalegre se comprueba, cada 15 días, cuando compite el CCF Futsal. Un equipo que se ha ganado a pulso una plaza en los play-off y, después, su pase a la final para luchar por ascender a la máxima categoría del fútbol sala nacional.

Un sueño, una utopía, un imposible que ha despertado a una Córdoba que sonríe con los goles de Koseky, de los hermanos Leal (con esa magia que nació en los campos de Salesianos) y las paradas de Nono. Una marea apasionante que este sábado llegará con su ola a Vistalegre para el primer partido de la final. Ante ello, hablamos con el presidente del club, José García Román, quien, en la siguiente entrevista, valora la importancia de ascender a Primera y repasa la trayectoria que ha llevado a su equipo hasta esa situación

-¿Cómo se embarca en esta aventura?

-Tenía una página web, que se dedicaba a todo el deporte cordobés, y me indignaba todo el potencial que tiene el fútbol sala cordobés, con siete jugadores que son incluso internacionales. Y, sin embargo, aquí en Córdoba no había ni un solo equipo. Eso me animó.

-Comienzan desde abajo.

-Salimos en provincial y, si te digo la verdad, todo ha ido muy rápido. En un año ascendimos a Tercera, en un año a Segunda B, donde estuvimos dos años y surgió la posibilidad de llegar a Segunda A. Y, el primer año, ya estuvimos a punto de jugar el play-off de ascenso Primera. Se nos escapó -se dieron todos los inconvenientes habidos y por haber-, pero esta segunda temporada parece que se nos ha devuelto lo que se nos quitó y aquí estamos luchando por ascender a la mejor liga del mundo. Algo que ni en los mejores sueños nos esperábamos.

-¿Cómo se consigue ese “milagro”?

-Para empezar con suerte. Sería de necios decir que no ha habido su pizca de suerte. Y con trabajo. Hay un grupo humano fenomenal. Son muy modestos. Yo digo que tengo dos excelentes equipos, uno sobre la pista y otro fuera de ella, que son los que están permitiendo alcanzar estos logros.

-En todo este proceso hay un momento importante, cuando el CCF apuesta por el equipo para que pueda ascender a Segunda A.

-La temporada anterior ya propongo que el equipo de fútbol sala forme parte de la estructura del Córdoba. En aquel momento no sale adelante el acuerdo. Al año siguiente, soy tan perseverante que vuelvo a pedir una entrevista a Alejandro González y, justo el día de antes de reunirnos con él, nos llaman de la Liga, diciendo que hay posibilidad de optar a una plaza (en Segunda A). Les planteo la situación y ellos, en todo momento, me muestran su apoyo. Gracias al Córdoba estamos en Segunda. Muchas veces me he planteado si hubiera cometido la locura de, sin el apoyo del Córdoba, meterme. Estoy loco, pero la verdad es que eso hubiera sido excesivo, afrontar este reto solo. Llevamos dos años con el CCF y los resultados son muy favorables, tanto para ellos (le hemos dado mucho en un año como este) como para nosotros (beneficiarnos de la marca Córdoba CF).

-¿Se han sentido, durante todo este tiempo, arropados por el CCF?

-Sí, siempre. Mi trato es relativamente fluido con Jesús. Bien es cierto que él tiene muchísimas más ocupaciones que el fútbol sala, pero está al tanto de los resultados y nos sentimos respaldados.

-¿Y por las instituciones?

-Hay que distinguir el apoyo de la palmadita (en la espalda) de que están con nosotros, que siempre lo hemos sentido. El problema principal vino con el IMD, que se le pasó una subvención y eso nos ha matado económicamente, porque de ella dependía buena parte de nuestro futuro. Y el hecho de que se perdiera, momentáneamente, ha supuesto un duro varapalo.

-Una pérdida de una subvención de ese tipo, ¿qué ha supuesto?

-Suponía el 15 por ciento del presupuesto. Que cualquiera haga cálculos, si te quitan el 15 por ciento de tu nómina. Es un gran quebranto para cualquiera y más en una economía tan ajustada como la que tenemos que llevar aquí.

-Pese a esto, la ilusión que han despertado es enorme.

Córdoba
José García Román con la plantilla del Córdoba./Foto: CCF Futsal

-Está desbordando todas nuestras expectativas, pero que todos los problemas que tengamos sean estos. Es una alegría. Por ejemplo, hasta hace poco, nuestros jugadores pasaban desapercibidos y ahora los niños los paran por la calle y les piden autógrafos, hacerse una foto con ellos. No sé si subiremos, pero nos hemos ganado el corazón de Córdoba y eso es muy importante.

-¿Van a subir?

-Es como el que echa la Primitiva (risas). Ojalá. Pero no por mí, sino por todo lo que rodea a esto. Por Córdoba, para que se diera cuenta de su potencial y remover conciencias. Y ver que se pueden traer a la ciudad eventos de primer nivel. Hay deporte más allá del fútbol.

-A todos los que van a ir a Vistalegre el sábado, qué les diría.

-Dos cosas: gracias y perdón. Cada vez que se va a Vistalegre todo el que va repite, porque se está dando un espectáculo de primer nivel. Y perdón porque no estamos pudiendo atender toda la demanda de público que nos está solicitando entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here