Nueva victoria del Cajasur Priego tenis de mesa para seguir en lo más alto


La escuadra cordobesa salió airosa con un contundente 4-0, lo que le permitirá mantener una distancia de tres puntos con el siguiente clasificado

Un momento del partido de este miércoles / Foto: Cajasur Priego
Un momento del partido de este miércoles / Foto: Cajasur Priego
Un momento del partido de este miércoles / Foto: Cajasur Priego
Un momento del partido de este miércoles / Foto: Cajasur Priego

Recta final para la Superdivisión masculina de tenis de mesa. El Cajasur Priego consiguió este miércoles una importante victoria frente al Sanse (4-0), lo que lo mantiene en la “pole”, como dirían los amantes del mundo del motor, en sus aspiraciones por revalidar el título. Un encuentro envenenado del que salió airoso con una contundente victoria que le permitirá mantener una distancia de tres puntos con el siguiente clasificado cuando tan sólo quedan 10 puntos por jugar.

Diogo Carvalho quiso mantener las distancias desde el principio en su partido ante Ichinose. El portugués cumplió, si bien el jugador japonés resultó incómodo en algunos momentos. De hecho, fue capaz de remontar un 10-6 en la tercera manga que obligó al luso a jugar un set más. Y hubo algo de incertidumbre, pero Carvalho respondió bien y puso en ventaja al Cajasur.

Después venía otra reválida para el joven Qiyao Han. Y el chino, ante Carlos Franco, repitió virtudes y vicios de los últimos encuentros. Es decir, se puso por delante con un 2-0 que parecía albergar un final por la vía rápida. Pero después se complicó. Franco se aprovechó de sus errores y llevó el choque a la quinta manga, que se resolvió con una agónica sonrisa. Ganó Han y encarrilaba la contienda.

Carlos Machado, nuevamente, tenía que jugar contra su propio dolor costal en el partido ante Rafael Casares. Y el prieguense, con el aplomo que caracteriza, fue capaz de lidiar el encuentro ante el jugador del Sanse. Tomó una rápida ventaja con un 2-0, pero el madrileño respondió estrechando la contienda al 2-1. Entonces, avisado del peligro, Machado puso la directa y aseguraba, al menos, un punto más de ventaja en la clasificación.

Pero el Cajasur quería más y Han también. Porque el oriental sacó su versión “ciclón” en el partido ante Ichinose. Sin contemplaciones y por la vía rápida sacó el 3-0 que suponía el triunfo. Y lo más importante: un botín de 3 puntos con vistas a la cuenta atrás de la Superdivisión, a la que sólo le quedan cinco partidos por disputarse. El siguiente partido será en menos de 48 horas ante el Vincios.