Semana con doble partido para el Ángel Ximénez Avia


El conjunto pontanés se medirá el próximo miércoles al Club Balomano Benidorm en copa y el sábado al Ademar de León en liga

Un lance del último partido de liga / Foto: Óscar Aznar
Un lance del último partido de liga / Foto: Óscar Aznar
Un lance del último partido de liga / Foto: Óscar Aznar
Un lance del último partido de liga / Foto: Óscar Aznar

La competición no para y el nivel de exigencia para el Ángel Ximénez Avia de Puente Genil cada vez es mayor. El conjunto pontanés deberá hacer frente a dos partidos esta semana; el primero de ellos el próximo miércoles en Benidorm contra el Club balonmano Benidorm en la cuarta ronda de la Copa del Rey y el sábado en casa contra el Ademar de León en competición doméstica.

Dos partidos para los que el Ángel Ximénez Avia deberá poner toda la carne en asador y sacar lo mejor de sí. En el caso del partido del próximo miércoles en Benidorm, los pontaneses intentarán traerse un buen resultado para poder tener opciones de pasar de ronda en Copa del Rey. Por otro lado, en el partido del fin de semana, el Ángel Ximénez Avia intentará romper la mala racha de las últimas jornadas. Un partido diferencial donde a buen seguro volverán a contar con el calor y el apoyo de su afición.

Nueva derrota en liga

El pabellón Anaitasuna, feudo del Helvetia Anaitasuna, sigue siendo territorio maldito para el Ángel Ximénez Avia donde el pasado fin de semana sumó una nueva derrota en su visita a Pamplona (28-24). Durante en el encuentro se vivió una auténtica igualdad entre ambos conjuntos, con un marcador que se iba al descanso con un 13-13 tras diversos vaivenes para uno y otro lado (8-6 min.15; 8-10 min.19; 12-12 min.16).

La segunda mitad, por el contrario, caería del lado local, que no solo comenzó con mejor tras su regreso a la pista sino que consiguió un parcial de 4-0 para ponerse 24-20 en el electrónico, a falta de nueve minutos para el final. A los pontanos, sin embargo, les tocó remar a contracorriente para alcanzar a su rival, que sentenció el choque gracias, en gran parte, a la espectacular actuación de su portero Patrick Bols.