Guardiola sigue con su calvario y falla un penalti decisivo


El exdelantero del Córdoba sigue con la sequía goleadora desde su salida del Córdoba

Guardiola
Momentos previos al encuentro entre el Espanyol y el Valladolid./Foto: Valladolid

Cuando el pasado mes de junio, el entonces delantero del Córdoba CF, Sergi Guardiola, firmaba por el Valladolid todo parecían parabienes. La entidad blanquiverde realizaba, en principio, una ventajosa operación que a la postre dio no pocos quebraderos de cabeza al club; mientras que todo apuntaba a que el ariete de Jumilla iba a culminar su eclosión en primera División. Nada más lejos de la realidad.

Guardiola
Momentos previos al encuentro entre el Espanyol y el Valladolid./Foto: Valladolid

Y es que la estancia de Guardiola en Getafe fue irrelevante en lo deportivo. El atacante participó en cuatro partidos de liga y no consiguió debutar como goleador en la máxima categoría del fútbol español. Sin que Pepe Bordalás contara con él, su salida hacia el Valladolid fue compleja y sirvió para que el Córdoba tuviera un respiro en lo financiero. Y, una vez más, todo hacía pensar que en Pucela las cosas cambiarían para el delantero y los goles llegarían. De momento, nada más lejos de la realidad.

Y es que, aunque Guardiola tiene el protagonismo que se le negó en Getafe, el nueve no atraviesa su mejor momento. Quizá le falte ritmo y, sobre todo, confianza. El ejemplo se ha visto este sábado en Cornellá. Allí, el Espanyol ha ganado 3-1 al Valladolid y el resultado pudo ser muy distinto.

Los pericos se adelantaron con una genialidad de Borja Iglesias, mientras que los de Sergio empataron con un gol de Alcaraz. Todo esto ocurría en una primera parte que iba a acabar con un penalti a favor de los vallisoletanos. La pena máxima pudo cambiar el sino del encuentro, ya que suponía el 1-2 justo antes de que el colegiado pitase el descanso. El denominado gol psicológico no llegó, porque Diego López detuvo el lanzamiento de un Guardiola que sigue sin ver puerta en Primera división.