El Córdoba tira a la basura la victoria en la última jugada


Rafa Navarro debuta como entrenador del primer equipo con un amargo empate a un gol ante el Málaga

Córdoba
Aficionados del Málaga en el estadio del Arcángel./Foto: Málaga CF
Córdoba
Aficionados del Málaga en el estadio del Arcángel./Foto: Málaga CF

El ambiente y el color en la previa lo puso la afición del Málaga. Los seguidores del cuadro visitante se desplazaron en un elevado número, con ambiente festivo y ganas de ver ganar a su equipo para seguir en la parte alta de la tabla. En el lado opuesto, los blanquiverdes, que aguardaban expectantes el debut de Rafa Navarro como técnico del primer equipo y con la necesidad imperiosa de una victoria que acercase a los puestos de permanencia.

Y, en esas, comenzó un partido igualado, táctico, con un Málaga que quizá era mejor a los puntos, pero con un Córdoba que aguantaba el tipo sin descomponerse. Lo que viene siendo un tostón (que diría más de un aficionado a esto de la pelota), pero con la emoción de lo que había en juego la bola pasa mejor.

Con las gafas en el marcador se llegó al descanso y con un posible penalti sobre Carrillo no pitado, que fue una de las muestras del cuestionable arbitraje de Bikandi Garrido. El segundo acto siguió en una tónica similar, hasta que Jaime Romero realizó un centro que Miguel de las Cuevas convirtió en oro con un golazo, que ponía el 1-0 en el marcador. Ontiveros y Seleznyov tuvieron el empate, pero todo parecía apuntar a que esta vez sí, el Córdoba conseguiría mantener la ventaja.

Sin embargo, en el minuto 76 Rafa Navarro sustituyó a Andrés Martín, que no tuvo su partido más brillante. Hasta ahí, todo normal. El problema fue que el sustituto era Neftali Mazzambi, que no dio una a derechas. Errores irrelevantes los suyos, hasta que en la última jugada cometió el que dio a N’Diaye la posibilidad de marcar el gol del empate. Después de todo lo remado, el Córdoba se ahogaba en la orilla y se queda con un empate que supo a derrota cuando, tras el gol, Bikandi pitó el final del encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here