El drama con los patrocinadores y los Juegos Deportivos Municipales


El considerable retraso en el comienzo de la actividad provoca que los clubes cordobeses tengan que dar explicaciones a las empresas que realizan el mecenazgo

juegos
Antonio Rojas en el primer Torneo Solidario de Fútbol Base 2018./Foto: Imdeco

Los Juegos Deportivos Municipales 2018-2019 comenzarán en febrero de 2019. Así se comunicaba desde la Delegación municipal que dirige el socialista Antonio Rojas. Ello tras tres meses de aplazamiento en el que la culpa a la burocracia y a la Intervención han sido la principal excusa del presidente del Imdeco.
Unas explicaciones que, contra lo que sería lógico, no han llegado a los afectados de forma directa, sino que estos últimos son los que han llamado durante este tiempo al Consistorio para saber qué sucedía con una competición que lleva más de tres décadas de trayectoria y que afecta a 8.000 niños cordobeses.
Pero esa demora (el curso pasado ya hubo un amago) no solo afecta a los niños, que lógicamente quieren competir; a los padres, que llegan a cambiar a sus hijos de modalidad deportiva para que lo hagan; sino también a los patrocinadores de los distintos equipos, que ponen su dinero para ver cómo se cercena una competición que, si se cumple la promesa de Rojas se reducirá a su mínima expresión, tres meses.
Es por ello que, desde los distintos clubes se lamentan de esta situación. Y se les hace complicado no tener respuestas para sus patrocinadores. Un problema que no será coyuntural, puesto que, con lo sucedido hasta ahora, la confianza de las empresas que ofrecen su mecenazgo a buen seguro se verá mermada de cara al futuro.
Así las cosas, puede que en mayo haya un cambio de siglas en el gobierno local, pero el legado de Rojas puede ser duradero y, entre septiembre y octubre de este mismo año, puede que algunos de los patrocinadores rehúsen serigrafiar su nombre en las camisetas de los equipos y los Juegos Deportivos Municipales se vean afectados y con la necesidad de ser repensados. Más de 30 años de actividad, ahora, aquejados por un retraso difícil de justificar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here