Jona Mejía ¿Un jugador gafado?


El delantero hispano-hondureño podría regresar al Córdoba tras su cesión al Lugo

Jona
Jona pugna por el balón, durante el partido ante el Sevilla Atlético./Foto: LaLiga

Ni un solo gol en cinco meses y un juego gris. Así se podría resumir el balance del rendimiento del delantero hispano-hondureño, Jona Mejía, de su paso por el Lugo. Cedido por el Córdoba CF al club gallego este verano, su caso sigue enquistándose desde que llegara a la disciplina blanquiverde en el verano de 2017.
Jona llegó del UCAM Murcia con la vitola de delantero estrella. El club blanquiverde, comandado entonces por los González y con Carrión y Gómez en el mando deportivo, vio en el ariete al jugador adecuado para hacer el gol. El tapado era Guardiola quien, a la postre, explotaría con más de una veintena de goles. Mientras que Jona nunca se adaptó y ello pese a su buen rendimiento anterior en el club murciano que, pese a descender, tuvo en el atacante a su gran estrella.
Con la llegada de León y Oliver al Córdoba, el delantero hizo las maletas para afincarse en la Tacita de Plata. El Cádiz lo tuvo a préstamo (con opción de compra si ascendía). No era descabellada la operación, puesto que los de Álvaro Cervera marchaban en puestos de ascenso directo. Sin embargo, los amarillos acabaron fuera de los puestos de play-off y con el papel irrelevante de Jona en el plantel de Cervera.
Jona volvía al Córdoba, pero en los despachos del Arcángel seguía sin convencer y le buscaron acomodo en un Lugo, donde el delantero tampoco ha dado síntomas de ser el jugador que se espera de él. En su primera etapa en el Cádiz y en la del Albacete el atacante dio síntomas, pero la realidad es que por más equipos por los que ha pasado, por un motivo u otro, el ariete no termina de afianzarse y, ahora, pasa probablemente por el momento más bajo de su carrera.