Empate a casi nada


Zaragoza y Córdoba empatan a cero en un partido en el que hubo más tensión que juego

Un lance del partido entre el Zaragoza y el Córdoba./Foto: LaLiga
Un lance del partido entre el Zaragoza y el Córdoba./Foto: LaLiga

Los partidos de Lucas Alcaraz se mastican, pero como señalaba un tuitero durante el transcurso del Zaragoza-Córdoba, el de este domingo se hizo bola. Y es que, con las dos escuadras metidas en la zona de descenso a Segunda B y conociendo los resultados de todos sus rivales, el miedo a perder impregnó un choque en el que apenas hubo nada.
Con una especie de arreón inicial de los locales, cuando el reloj marcaba el cuarto de hora el encuentro ya estaba definido. Las imprecisiones se hicieron norma y, en el caso del Córdoba, los fuera de juego se tornaron en una especie de maldición. Los hubo a pares (hasta completar un total de nueve), en especial de Jaime Romero. Y eso fue de lo más reseñable hasta los últimos diez minutos de un partido en el que el Zaragoza tiró dos veces entre los tres palos y el Córdoba tres.
Los cambios, que inició Alcaraz con la salida de Pombo, dieron otro aire al encuentro. Los de Curro Torres fueron tardíos, pero la entrada de Jovanovic, Andrés Martín y Piovaccari dieron aire a los blanquiverdes cuando el partido se rompía. Y, a un suspiro de cumplirse el tiempo reglamentario, Andresito enganchó un disparo a la media vuelta, que despejó Cristian Álvarez. A la siguiente llegada, Blati remató a la Babia cuando tenía el gol que pudo cambiarlo todo.
En un partido que, para el que este que lo vio, fue aburrido de solemnidad, probablemente los dos equipos se vayan con el sabor agridulce de saber que el rival era peor y solo se llevaron un punto. Por lo que todo apunta a que a Zaragoza y Córdoba les queda mucho por sufrir. El consuelo de la segunda salida puntuando para los blanquiverdes, crea desasosiego si se tiene en cuenta que su rival es de los peores en su estadio y hoy lo demostró sobradamente. Ahora toca pensar en Reus. La salvación sigue a cuatro puntos.