Zulategui: “No sé lo que hay, pero aquello huele mal”


El exconsejero del Córdoba y exsecretario de su Fundación se lamenta de que la situación de los últimos meses esto “me ha costado hasta enfadarme con mi amigo de mi alma, con Luis Oliver”

zulategui
Joaquín Zulategui, Jesús León, Isabel Madueño y Luis Oliver en la Feria de Córdoba./Foto: LVC

Ha sido ante los micrófonos de La Jugada de Canal Sur, donde el empresario navarro y mano derecha de Jesús Oliver, Joaquín Zulategui, ha explicado los motivos que le han llevado a presentar su dimisión como secretario de la Fundación Córdoba Club de Fútbol. Este era el último vínculo que lo ataba con la entidad blanquiverde a la que llegó con Jesús León y Luis Oliver y que, después de tres meses de silencio (con destitución del Consejo de Administración incluida), este se ha roto.
Primero con la carta de dimisión presentada ante la presidenta de la Fundación CCF y esposa de León, Isabel Madueño. Y después con unas declaraciones en las que no deja en buen lugar al presidente del Córdoba. “Ya en su momento dimitieron los patronos, Antonio Romero y Rafael Barroso, y yo como secretario me quedé porque quería recabar más información, porque quería saber a dónde habían ido esos fondos, en el año 2017”, ha comenzado Zulategui. El abogado no ha dudado en mostrar su sorpresa por el hecho de que “es mucho dinero para la Fundación y no corresponde a sus fines”.
“No pude obtener más información”, ha confesado el ya exsecretario de la Fundación. Y ha puesto de relieve que, en vista de los infructuosos resultados “tenía que dimitir y alejarme lo máximo posible”, ya que, aunque los supuestos hechos “ocurrieron con el anterior propietario, pero parece que tenía algo que ver en ello alguna empresa del actual presidente del club”.
Para Zulategui, la cantidad de dinero a la que hacía referencia en su carta de dimisión es “una enormidad”. Por lo que ha detallado que “la Fundación tiene una vida, económicamente, pequeña y tener dinero en entradas y salidas de caja no es normal”.
El abogado ha asegurado que no ha recibido explicaciones y, esto “me ha costado hasta enfadarme con mi amigo de mi alma, con Luis Oliver, porque esto en algún momento tiene que estallar. No puedes estar esperando a que den información de algo que no tenemos. No sé lo que hay, pero aquello huele mal y lo mejor es que me vaya a mi casa que estoy muy a gusto”.