El Córdoba aplasta al Elche y pasa de ronda


Córdoba
Javi Galán celebra su gol ante el Elche./Foto: charo Tobajas-CCF

Al Córdoba le sienta bien la Copa. Lo decía este mediodía el compañero Toni Cruz y puede que llevara toda la razón. Y es que, si la victoria ante el Nàstic insufló moral a los chicos de Sandoval, la conseguida este martes ante el Elche debe servir para espantar los fantasmas que, lejos del Arcángel, han perseguido a los blanquiverdes, con dolorosos varapalos. Uno tras otro, hasta hoy. No era liga, no valía tres puntos, pero se rompía una dinámica nefasta y, de la mejor manera posible, goleando.
Con una primera parte impecable, lo de Sandoval se fueron a la caseta con un 0-2 que refleja lo visto sobre el césped. Un equipo bien colocado, solidario en la presión alta y con calidad. Quizá, no sea la suficiente para estar en la zona de privilegio, pero ante un equipo de la misma categoría se vio que el Córdoba era muy superior al Elche de Pacheta, con el que -de momento- es uno de los equipos con los que está condenado a luchar por la permanencia.
Los goles de De las Cuevas (un gran tanto) y Luis Muñoz servían para reivindicar a dos jugadores que están llamados a tener más protagonismo. El alicantino porque calidad le sobra (como se comprobó en la asistencia de la tercera diana) y fue de menos a más. El central cedido por el Málaga -con la mala noticia de la lesión- apunta maneras y muchas. Ellos dos, junto a los javis (Galán y Lara) fueron los mejores de un Córdoba que pareció otro.
En la segunda parte, tampoco dio opciones al Elche, como demostraron el gol de Galán y el tanto de super clase de un Sebas Moyano, que debe servir para que gane en autoestima. En el lado opuesto, Erik Expósito volvió a cuajar una actuación discreta, si no decepcionante, a tenor del buen tono de un equipo que solo se relajó en el tramo final y fue castigado con el anecdótico gol de Villar.
Ahora, aguarda una ronda más cuyo sorteo será el viernes. Tras conocerse el rival, llegará al Arcángel el Deportivo y esperemos que una realidad distinta en liga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here