La cuerda floja, la inoperancia fuera y la sangría que no cesa


Córdoba
Aficionados del Córdoba en El Sadar./Foto: LaLiga

El entrenador del Córdoba CF, José Ramón Sandoval, señalaba en la previa del partido ante Osasuna que la asignatura pendiente de su equipo estaba fuera del Arcángel. No le faltaba razón al de Humanes que, de cinco partidos, solo ha caído en uno. Eso sí, desafortunadamente, solo ha ganado uno y ha empatado tres. Números que dan para seis puntos y ser último de la tabla.
No obstante, los problemas aparecen cuando los jugadores pisan otro verde. Cuatro partidos, cuatro derrotas (de haber ganado uno solo estaría fuera del descenso). Y lo peor es que, con distintos condicionantes, las cuatro han sido muy dolorosas. La de Pamplona, porque vino en cinco minutos y en el último tramo de partido. Con 13 goles en contra, 3 a favor y 0 puntos en cuatro desplazamientos, los números vuelven a poner a Sandoval en la misma cuerda floja en que lleva, casi, desde el comienzo.
Alegría para los rivales
Si los números ya hablan mal de los blanquiverdes a domicilio, las sensaciones cuando se ven los partidos lejos del Arcángel son peores. En Albacete y Málaga se vio a un equipo incapaz de crear peligro. En Granada, pese a marcar dos goles, los cordobesistas firmaron los peores 45 minutos que se recuerdan en años. En Pamplona, Osasuna dominó -especialmente, en la primera parte- con la “obscenidad” que lo hacía el Barcelona de Guardiola, sin que el Córdoba fuese capaz de crear peligro en más de media hora. Recibir a los de Sandoval es una tranquilidad para el adversario, al menos, de momento.
El más goleado
Por si esto fuera poco, el Córdoba lleva encajados 23 goles en 9 partidos. A más de dos tantos y medio por encuentro, los blanquiverdes solo han sido capaces de dejar la puerta a cero en su estadio, ante Alcorcón y Almería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here