Los dos grandes señalados de Sandoval


Jaime Romero y Luismi Quezada llevan varias convocatorias ligueras fuera de la lista

El Córdoba de José Ramón Sandoval de la 2018-2019 comienza a perfilarse, conforme avanza el campeonato liguero. Así, tras cuatro partidos hay jugadores que se han asentado en el once titular, mientras otros buscan no perder comba, como Aythami Artiles. Pero los casos más llamativos son los de Luismi Quezada y Jaime Romero que, de momento, cuentan solo para la Copa del Rey, hasta que el míster decida lo contrario.

minuto Romero
Jaime Romero conduce el balón./Foto: Jesús Caparrós

El caso del extremo manchego y su participación en el primer equipo del Córdoba se puede resumir en una historia de desamor por ambas partes. Solo en momentos muy fugaces, el ex de Granada y Osasuna ha tenido algo de protagonismo. Su llegada era una de las incorporaciones estrella de la anterior campaña y, a poco de comenzar el campeonato, Carrión lo señaló como uno de los culpables de la situación del equipo.
Con Juan Merino en el banquillo, la cosa no fue a mejor. Como tampoco con Jorge Romero. Sus huesos dieron con una cesión en el Lugo, donde Francisco supo apurar las gotas de calidad del futbolista. De vuelta al Córdoba y pese a que el club prefería darle una salida, Romero quiso quedarse. El fichaje de Francisco como técnico le daba una oportunidad y fue el primer goleador de la temporada en aquel extraño partido ante el Celta. El regreso de Sandoval le complicó la titularidad y, ahora y pese a ser el asistente de Andrés Martín en el primer gol del partido de Copa del Rey ante el Nàstic, su destino está en la grada y así lleva varias convocatorias.
Reflejo del vestuario
berges
Rafa Berges con Luismi Quezada./Foto: Charo Tobajas-CCF

Luismi ‘Mimi’ Quezada llegó al Arcángel como el mejor fichaje posible de un lateral. Procedente de las categorías inferiores del Real Madrid y tras haber entrenado a las órdenes de Julen Lopetegui, se ve que el sistema del técnico blanco es bien distinto al de Sandoval, pues para este último Quezada no acaba de convencer.
La primera prueba vino tras el naufragio de Albacete. En el Carlos Belmonte, Quezada debutaba como titular y, como de la gloria al fracaso hay un solo paso, pese a sus evidentes condiciones, el resultado fue una losa que lo dejó en la grada ante el Alcorcón y, ahora, frente al Málaga. De su mano fue Aythami que, por el contrario, ha vuelto a entrar en la lista por lo que su castigo es bastante menor y eso que ha sido el peor atrás en lo que va de campaña.