Piovaccari: “Mi objetivo es marcar 15 o 16 goles”


Segunda oportunidad y cariño de la gente. Estas son las dos expresiones que, en la siguiente entrevista, más repite el delantero italiano del Córdoba CF, Federico Piovaccari. El transalpino afronta sin rodeaos cada cuestión y no duda en hablar de cómo fue su salida del club, de su regreso, de Sandoval y de la situación por la que atraviesa la entidad blanquiverde en estos momentos.
-¿Cómo se sintió el pasado sábado cuando saltó al campo?

Piovaccari
Federico Piovaccari durante un entrenamiento./Foto: Charo Tobajas-CCF

-Tenía muchas ganas y con mucha emoción. Eso seguro. Era la primera vez que me pasaba en toda mi carrera, llegar un día antes y el mismo día de partido no saber si podía o no podía jugar. Fue muy rápido y me sentí emocionado. Volver aquí, a casa, jugar en el Arcángel. Fue el día perfecto. Ojalá vuelva a pasar contra el Oviedo.
-¿Estuvo a punto de marcar?
-Ojalá hubiera podido, pero seguro que llegará otra oportunidad el sábado.
-Contó Berges en su presentación que lo llamó y se vino en coche ¿Cómo fueron esas negociaciones?
-Sabía que podía tener oportunidad de volver. Hay mucha gente que me quiere en Córdoba. Y Rafa (Berges) y el míster Sandoval saben lo que puedo aportar. Cuando recibí la llamada el jueves por la mañana, no lo pensé, cogí el coche y me vine.
-Cuando se anunció su fichaje hubo mucha alegría entre la afición. Dejó mucho cariño en la ciudad.
-La gente me ha dado mucho cariño, durante este año. Mi mujer y los niños se quedaron aquí y yo me fui al extranjero, a China y volvía a Italia. En junio volví, cuando los niños acabaron el cole y la gente me paraba por la calle y me preguntaba. Por las redes sociales igual. Cuando se supo que el Córdoba necesitaba un delantero recibí muchos mensajes pidiéndome que volviera.
-¿Qué diferencias ha observado del Córdoba que dejó al que se ha encontrado ahora?
berges ausencias
Rafa Berges y Piovaccari./Foto: LVC

-Muchísimas. El presidente es totalmente diferente. Ahora, lo que tenemos que tener en cuenta es que la situación es un poco complicada por el tema de los fichajes, pero la gente lo tiene que entender. Ya se ha visto en el campo el valor que tenemos cada uno. Vamos a muerte, aunque somos pocos podemos estar arriba y competir hasta el final.
-Se va a salvar el Córdoba.
-La prioridad son los 50 puntos, lo antes posible, no como el año pasado y l anterior. Si los conseguimos pronto, lo que puede pasar es que nos divertiremos.
-Después de salir del Córdoba estuvo en China ¿Cómo fue esa experiencia?
-Bien. También allí llegué rápido. Lo pasé bien y, en enero, estuve en Córdoba esperando a que un equipo me llamase. Volví a Italia y la cosa allí no salió muy bien. Son aventuras y oportunidades. Unas veces salen bien y otras no. Ahora, estoy teniendo otra oportunidad aquí y quiero aprovecharla al máximo, porque en mi primera etapa -la gente me cogió mucho cariño-, pero no vio al verdadero Piovaccari y ojalá ahora lo puedan ver.
-¿Se le quedó una espinita con el Córdoba?
-Sí, claro. Es verdad que la situación era totalmente diferente. Llegué tarde, tuve que ponerme al ritmo de los demás. Y en el momento en que estaba mejor y empecé a meter gol, me lesioné. Después, en enero de aquella temporada, cuando empezó la liga y la Copa me encontraba bien, pero con Carrión tuve menos oportunidades. A final de temporada demostré todo lo que podía hacer, pero a mi juicio tuve pocos minutos para demostrar lo que podía hacer.
-¿Se marca algún objetivo, en cuanto a los goles que puede marcar?
-Los que aportan puntos, siempre lo digo, valen doble. Mi objetivo, en este momento, pueden ser 15 o 16 goles.
-Hablaba antes de Carrión. En los días que lleva con Sandoval, ¿cómo es el míster de ahora?
Federico Piovaccari durante un entrenamiento./Foto: Charo Tobajas-CCF

-Coincidí con él, el día del Sporting que estuve aquí y entré a saludar a los compañeros y saludé al míster. El carácter lo dice todo. Y al llegar ahora me ha dicho que está a muerte conmigo: ‘cuento contigo, pero tú tienes que darme algo’, me dijo. Mi respuesta fue, claro, esto aquí para eso. Su carácter lo dice todo y yo también soy de ‘sangre’. Ahora hay que ir a muerte con nuestro escudo y la gente lo sabe.
-En una situación como la que atraviesa el Córdoba, ¿la parte emocional es más importante?
-Es lógico, pero también esperan goles. Es lo que tengo que dar a cambio a la afición.
-Ha estado en muchos clubes a lo largo de su carrera ¿Con cuál se queda?
-En todos he tenido momentos buenos y malos, y a todos los llevo en mi corazón. En Córdoba he tenido siempre algo diferente, por la familia, por el cariño que me está dando la ciudad y el que me dieron, en ningún sitio me ha pasado. También fue especial en Steaua de Bucarest. Era una ciudad gigante, con un estadio de 50.000 personas, jugué la Champions League; pero lo que me están dando los cordobesistas nunca me había pasado en la vida.
-¿Fue muy doloroso cuando no le renovaron?
-La gente me estaba convenciendo de que me quedaba, el presidente también contaba conmigo, pero cuando llegó la llamada -no estaba enfadado-me fui muy mal, porque en mi cabeza estaba que había hecho algo importante en la recta final, con goles que sirvieron para la salvación.
-¿Le gustaría retirarse en el Córdoba?
-No sé lo que puede pasar. Es verdad que, en este momento, tengo un año de contrato, pero en el fútbol las cosas pueden salir bien o no. Me han dado una segunda oportunidad y tengo que aprovecharla. Si me retiro en el Córdoba, ojalá sea en tres o cuatro años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here