A Sergio Aguza le salió bien la jugada


El centrocampista no renovó y ha podido ser inscrito con la UD Almería, a diferencia de algunos de sus excompañeros

Sergio Aguza./Foto: CCF

Córdoba aguza
Sergio Aguza, durate el choque ante el Huesca./Foto: CCF

Fue un viernes 13 (de julio), cuando el presidente del Córdoba, Jesús León, anunciaba la destitución de su director general, Luis Oliver. En aquella comparecencia, con el gesto visiblemente afectado por las circunstancias, el empresario de Montoro reconocía que el club estaba condicionado por lo que ya se sabía desde hacía varias semanas, el límite salarial.
El terremoto era de gran magnitud y las réplicas no tardaron en llegar, siendo una de las primeras la despedida de Sergio Aguza. El centrocampista catalán era uno de los tres jugadores que el Córdoba quería renovar. Por aquel entonces ya lo había hecho con Edu Ramos y Pawel Kieszek y, en pleno maremágnum, nadie cayó en la cuenta de que los dos jugadores iban a tener problemas para ser inscritos. Es más, como se supo semanas más tarde, en aquel lío también se olvidó inscribir a Francisco y, a la postre, aquel descuido le puede venir muy bien al técnico almeriense para entrenar esta temporada a otro equipo, tras su dimisión como entrenador del CCF.
La jugada le salió bien al míster y a Aguza, puesto que este último firmó por el Almería y no atraviesa por la incertidumbre de sus excompañeros Kieszek y Ramos, cuyo futuro -a nueve días de que se cierre el plazo- está en el aire y podría pasar cualquier cosa. Una de las más probables es que el Córdoba eche el resto por inscribir a Ramos y ceda al meta polaco. Lo que tampoco garantiza que La Liga admita la inscripción de Ramos.
Sea como fuere, aquel movimiento de Aguza anticipó una decisión inteligente, como aquel último pase filtrado a Guardiola ante el Sporting que acabó en gol. Si bien, en esta ocasión el que disfrutará de la jugada será el Almería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here