La ovación a Sandoval, la calidad de Aguado y el chico del megáfono


El Arcángel se rindió al técnico de Humanes con una ovación de las que hacen época

córdoba
Sasa Jovanovic, Javi Lara y Álvaro Aguado./Foto: Charo Tobajas-CCF

Minutos antes del comienzo del encuentro el speaker del Arcángel anunciaba el once del Numancia que, como era de esperar, pasaba sin pena ni gloria. Se reservaba para cantar la celebrada alineación de un Córdoba CF, cuya estrella principal es su entrenador. El estadio estalló con Sandoval ya en su área técnica, mientras el narrador repetía el apellido en pleno éxtasis.
Jugador diferencial
Aguado se quiso ir y, por suerte para el Córdoba, no ha sido traspado. No marcó, pero el fútbol que lleva en la cabeza el jiennense no es de segunda. Un jugador joven, inteligente y con una visión del juego que, más que una esperanza, debe ser el cerebro del equipo para que éste pueda alcanzar el objetivo.
“Lara, Lara, Lara…”
El de Montoro marcó y se desquitó mínimamente de su particular crisis y el desierto por el que ha caminado. La enganchó y metió un buen gol, que hizo las delicias del respetable y, de nuevo, de un speaker al que le faltó llorar cantando su nombre.
Goles inesperados
A falta de un nueve (Piovaccari salió en la segunda parte) marcaron un extremo, un centrocampista y un central. El italiano tuvo el gol de la victoria, pero de momento habrá que esperar a que esté un poco más rodado.
El megáfono
Banderas, tambores y un megáfono en el Fondo Norte. En el Arcángel ya no hay silencios como en la Maestranza, pero se agradece el ánimo cuando el estadio se calma y el equipo se siente algo huérfano. Sea como fuere, mientras no vuelva aquel tipo del silbato de los ’90, todo estará bajo control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here