El entrenamiento más esperado por el cordobesismo



El Córdoba 2.1 de José Ramón Sandoval ya ha echado a andar. Y, como sucediera el pasado mes de febrero cuando el de Humanes se hizo cargo por primera vez del equipo blanquiverde, el reto que tiene por delante es formidable. Con una plantilla corta, sin delanteros y, de momento, sin poder fichar; Sandoval está obligado a idear alternativas que suplan estas carencias.
Para ello, el técnico cuenta con el apoyo de una afición entregada, que ya en su primer entrenamiento recibió al de Humanes con una gran ovación en la ciudad deportiva. Cabe recordar que su comparecencia vino precedida de una presentación muy emotiva. “Le dije a Berges que no me tenía que convencer. Creía en él y creo en León”, ha desvelado Sandoval. El técnico ha explicado que “vengo a un sitio en el que sé lo que hay. Nadie me ha engañado”. Y se ha permitido subrayar que “el día que me fui Jesús (León) estaba triste y hoy es feliz”. Dejando los motivos de su marcha en el tejado de Luis Oliver y, tal vez, en los jugadores del primer equipo que no deseaban su continuidad. Si bien, Sandoval ha mostrado su confianza absoluta en la actual plantilla y ha desechado la posibilidad de que, con límite salarial o sin él, salga algún jugador. Hecho que, a tenor de la situación, está por ver. “Creo en esta plantilla” ha repetido para añadir que, “en una temporada entera va a ser más fácil y amos a poner al Córdoba donde se merece”.
Sobre el objetivo, el técnico de Humanes ha dejado claro que es el de conseguir los 50 puntos. Mientras que ha añadido que “no podemos engañar a nadie”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here