Cuando bajarse el sueldo no es una opción


sueldo
Javi Lara./Foto: Jesús Caparrós

A cualquiera puede haberle pasado que, un lunes por la mañana o un viernes a última hora, el responsable de su empresa le diga que le van a bajar el sueldo. Nunca se recibe bien, por más que la sociedad esté en apuros. Y siempre se tiende a pensar en por qué no se lo disminuye el jefe. Es el eterno dilema del empleado que, en el caso del Córdoba CF tiene nombre y apellidos de jugadores de la primera plantilla.
El motivo no es otro que el de aliviar el límite salarial y los casos más paradigmáticos son los de Javi Lara y Jaime Romero. En el caso del montoreño, éste se ha encargado de reconocer en redes sociales que no tiene intención de reducir su salario y está en su derecho. Ello por más que, desde el club, se haya deslizado en alguna ocasión la necesidad de una bajada que, de no llegar, puede traducirse en rescisión de contrato.
Sea como fuere, uno de los aspectos que, a día de hoy, juegan en contra del Córdoba para bajar el sueldo a alguno de sus futbolistas es que cuenta con una plantilla corta y aún no ha podido resolver el escollo del límite salarial, que no permite a inscribir a todos los jugadores. La pescadilla que se muerde la cola puesto que, si rescinde contratos, tendrá que fichar más y con poco dinero.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here