Se les rompió el amor… desde que se fue Oliver


Oliver
Aythami./Foto: CCF

¿Qué ha pasado? ¿En qué momento se rompió el idilio y todas las noches dejaron de ser lunas de miel, entre Aythami Artiles y el Córdoba Club de Fútbol? Las respuestas son muchas, pero en todas hay un denominador común, un nombre que sigue sobrevolando el Arcángel, el de Luis Oliver. Y es que, tras la destitución del ingeniero navarro, no se ha conseguido en tres semanas resolver el apartado del límite salarial, no se ha fichado aún y el vestuario, que rebosaba unión en momentos tal vez peores, ahora es un polvorín.
El encargado de mostrar lo que sucede dentro, no ha sido otro que el único jugador franquicia que queda en la plantilla, tras las salidas de Reyes y Guardiola, Aythami Artiles. El central canario, si ya era un líder natural, ahora está llamado a ser la piedra angular del nuevo proyecto. Pero hay un problema, el grancanario no quiere seguir. Así lo dejó caer en una entrevista a El Día de Córdoba, donde reconocía la extraña situación interna del club para, poco después, incendiar las redes sociales con un peculiar mensaje en el que, por más lecturas que se hagan del mismo, el síntoma de la enfermedad resulta evidente.
Esa enfermedad es el desamor y las consiguientes ganas de decir adiós y empezar de cero. Un cambio de posición que, cuando la cosa olía a Segunda B, poco importó al defensa. De hecho, cuando Oliver lo convenció para firmar con el Córdoba, a Aythami solo le quedaba estampar su firma con el Almería. Nada más llegar reconoció que era muy duro tener dejar a su familia en Gran Canaria, pero el compromiso con la empresa blanquiverde era total. Cuando se perdió ante el Granada llamó a Oliver para asegurarle que seguía hasta en Segunda B. Y, cuando el pasado mes de junio, Las Palmas quiso recuperarlo para su faraónico proyecto de ascenso, también la respuesta fue no.
Sin embargo, Oliver salió del Córdoba un viernes 13 de julio y, a diferencia de la solución insinuada a algunos de los problemas blanquiverdes, estos, lejos de desaparecer, se han multiplicado. La posible salida de Aythami, sin dinero para las arcas del club o con una cifra suculenta, es un problema en una plantilla en la que faltan muchos huecos por cubrir y la baja del canario, a día de hoy, no hay dinero para cubrirla con un central similar. Al margen de la decisión que tomaría el entrenador, Francisco, que sin mimbres tendría que hacer un cómodo sillón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here