Si se va Aythami, el siguiente en marcharse es el entrenador


Entrenador
Francisco durante un entrenamiento./Foto: CCF

El presidente de La Liga, Javier Tebas, es con los clubes -al menos, con algunos- como la figura del padre que tiene hijos pequeños y la sartén por el mango. Igual que se castiga a un niño cuando, a juicio del progenitor, se comporta mal; el máximo responsable del organismo del fútbol profesional saca a relucir el límite salarial, cuando los clubes son díscolos. Eso debió pensar del Córdoba CF, una vez que La Liga puso como tope a los blanquiverdes los tres millones y medio de euros, que traen Jesús León por la calle de la Amargura. Y que le pueden hacer perder hasta a su ansiado entrenador.
Que el Córdoba tiene que vender si quiere que lo dejen fichar es una obviedad. Que si vende el vacío en la plantilla será aun mayor, pese a que lleguen dos, tres o cuatro futbolistas, también lo es. Y que a Francisco no le gusta ser entrenador de un equipo incompleto quedó claro tras el primer partido ante el Celta de Vigo, cuando soltó el “no vine a esto“, en referencia a la ausencia de delanteros.
Para dotar de más dramatismo al asunto, además de las salidas programadas por el club (Javi Galán y Álvaro Aguado), uno de los grandes referentes del vestuario, Aythami Artiles, ha dejado entreabierta su posible salida de la entidad que dirige León. Es más, la cosa podría ser peor porque, el de Las Palmas, podría marcharse con la carta de libertad (como indican fuentes cercanas al club). Una situación que, si en lo económico parece mala, en la parcela deportiva sería desoladora. Hasta el punto que el entrenador no estaría dispuesto a gestionarla y podría pedir su propia carta de libertad. Perdería dinero, pero mantendría intacto el prestigio profesional. Habría que elegir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here