"Mi despido ha hecho felices a Carlos González y Javier Tebas"


Luis Oliver da explicaciones sobre su destitución por parte del presidente del Córdoba CF, Jesús León

Oliver
Luis Oliver./Foto: LVC

“Es el día más triste de mi vida deportiva”. Con esa afirmación ha comenzado su comparecencia el ex director general del Córdoba CF, Luis Oliver. Éste ha proseguido explicando que, “cuando Jesús León nos llamó en enero para venir a una misión imposible aceptamos el reto. Fue épico”. Y ha proseguido repasando y reconociendo que “nos encontramos a un vestuario destrozado por la anterior propiedad. Hicimos siete fichajes. Algunos de nuestros enemigos se reían, equipo de peso. Hicimos un equipo imbatible”. A lo que ha añadido que “conseguimos aunar a la afición y fue fruto de todo. Hicimos algo heroico”, ha insistido.
Tampoco le han dolido prendas a Oliver en reconocer que, tanto él como su equipo, consiguieron “una gesta de la que dentro de 50 años se hablará de ella. Dudo que nadie lo vuelva a conseguir. Por eso, mi equipo y yo nos sentimos parte de la historia del Córdoba”.
Hace feliz a Javier Tebas
“Hoy tenemos a dos personas tremendamente felices: Carlos González y Javier Tebas”, ha sentenciado Oliver. “A Javier lo conozco de hace 30 años” ha recordado para enfatizar en el hecho de que “el límite salarial es como la fórmula de la Coca-Cola, nadie la conoce”. Por lo que “solo Tebas sabe su contenido”. Y ha ido más allá al señalar que “es un arma de extorsión de Javier Tebas para los clubes modestos”. En ese sentido, Oliver ha puesto varios ejemplos, que le han llevado arecalcar que “Tebas favorece a sus clubes amigos”. Y lo ha acusado de tener varias varas de medir. “Todos hemos sido testigos de la que ha empleado contra el Córdoba. Cuando ganábamos en febrero, daba una rueda de prensa de los niños del Nepal y metía al Córdoba. Lo conozco y no es que pise charcos, sino que se tira de cabeza. Ahora, en su estrictez baja a clubes como Elche y Murcia, si se lo aplicara a él mismo, se tenía que haber bajado a Segunda B o haber dimitido”.
Después de lo cual, Oliver ha concluido que “nuestro presidente ha decidido que, por el bien del Córdoba, tiene que cesar a Luis Oliver y a todo su equipo”. Y ha deslizado que “quiero creer que en La Liga le han hecho una leve y sutil insinuación a nuestro presidente, porque todo lo que no sea eso es un delito. Espero que haya sido una leve insinuación”.
El anterior propietario
“De los González solo sé lo que me han contado la afición, los jugadores y vosotros. De Javier puedo hablar más”. Asimismo, el ya ex director general del Córdoba ha descartado que vaya a haber pacto León-González. “En las negociaciones me enfrenté a él, porque es una persona de un talante despreciable. Sé que él está muy feliz con mi despido. Me preocupa que esté feliz, porque todo lo que le hace feliz a Carlos González es malo para el Córdoba”.
Un triste adiós
“Hemos sido muy felices en Córdoba”, ha destacado en la parte final de su intervención. Y ha mostrado su gratitud “a Jesús León, le tengo mucho cariño. Fue el único que tuvo el valor de echar a los González. Pediría a la afición que esté con él a muerte”. Y ha asegurado su creencia de que los González no van a volver, gracias a León “que va a subir el barco a primera”. Y ha dado las gracias a la afición, veteranos, minoritarios, Brigadas, Incondicionales y a todos los que sienten el Córdoba. “Me voy con mucha pena, pero no puedo completar la misión que se me encomendó en enero. Dejó en Córdoba un poquito de mi corazón. Haber salvado al Córdoba me ha costado la cabeza. Eso ha generado envidias en las fuerzas del mal, que nunca descansan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here