Los dos milagros de Luis Oliver


Oliver
Luis Oliver./Foto: BJ

Luis Oliver llegó a Córdoba casi con un mensaje mesiánico. Seguro y dominando la escena, el ahora director general del Córdoba CF se presentó -junto a Jesús León- en una sala del Hotel Córdoba Center, el día en que Alejandro González se levantó de la mesa de la notaría de Madrid y -temporalmente- se rompía la venta del club.
Lo importante de aquella lluviosa tarde-noche del invierno cordobés no fue -como se ha demostrado a la postre- el ataque de Oliver a los González, que no fue tímido. Sino que el director deportivo aseguró que él podría salvar al Córdoba, como hizo meses antes con el Extremadura. Nadie podía casi creerlo y todo parecía parte del guion. Nada más lejos de la realidad.
Oliver aterrizó en el Arcángel, fichó en cinco días y el resto es historia. Una salvación milagrosa que, caprichos del destino, 22 días después de conseguirse ha dejado un segundo milagro. Y es que el Extremadura, del que Oliver se desvinculó para tomar las riendas deportivas del Córdoba, ha subido a la categoría de plata.
Con una plantilla ideada por Oliver -él mismo lo reconoce-, los de Almendralejo han pasado las tres eliminatorias y vuelven a Segunda División. Y lo han hecho tras un partido agónico en Cartagena (tierra de bellos recuerdos para el Córdoba) en el que han empatado a cero. Un resultado que, tras el 1-0 de la ida, ha materializado el ascenso para los pupilos de Juan Sabas. El ex futbolista de Atlético y Betis ha sonado para ocupar el banquillo del Arcángel.
Oliver ha consumado su segundo milagro en apenas tres semanas y, ahora, todos aguardan a lo que pueda suceder en el figurado puente aéreo Almendralejo-Córdoba, puesto que el director general de los blanquiverdes tiene los ojos puestos en algunas de las promesas del equipo extremeño, las mismas que el propio Oliver fichó para amasar uno de sus dos milagros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here