Dos paradas que valieron una renovación


srenovación
Pawel Kieszek, durante el partido ante el Reus./Foto: LaLiga

Si a José Ramón Sandoval no le llegó para la renovación unos números espectaculares al frente del Córdoba, en el lado opuesto de la balanza está el guardameta polaco del Córdoba CF, Pawel Kieszek. Y es que el arquero no convencía, a priori, al mandamás deportivo de la entidad, Luis Oliver. Si bien, las actuaciones del portero han acabado por cambiar las tornas definitivamente.
Y es que Kieszek -además de un espectacular catálogo de paradas en estas dos temporadas como cordobesista- realizó dos entre febrero y mayo, que resultaron decisivas para la permanencia. La primera llegó en el segundo partido de la Era Sandoval. El Córdoba perdía por 0-1 ante el Real Valladolid en el Arcángel. Tras la derrota frente al Granada y con aquel resultado, la suerte parecía echada. En ese momento, Kieszek detuvo lo que era la sentencia de los pucelanos y, tras la expulsión de Luismi instantes después, los blanquiverdes remontaron el partido y comenzaron la escalada en la clasificación.
La siguiente parada definitiva del polaco vendría tres meses más tarde. Fue en la penúltima jornada del campeonato ante el Reus. Los catalanes habían empatado el partido y el Córdoba necesitaba la victoria a cualquier precio. Si bien, los de López Garai apretaban sin cesar. Antes del milagroso gol de Aythami, un remate a bocajarro parecía firmar la sentencia blanquiverde. Entonces apareció el polaco con una estirada propia de portero de balonmano. La salvación pasó por ahí y, probablemente, la renovación también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here