Algunos jugadores del Mérida "provocaron" a los del Córdoba


Córdoba
Altercados tras el Córdoba B-Mérida./Foto: @jpergim

El Córdoba Club de Fútbol ha emitido un comunicado en el que se disculpa “los hechos acontecidos en la tarde de ayer en el estadio Ciudad de Lucena, donde jugaron el filial blanquiverde y el Mérida AD en el que fue el último partido de la Liga de Segunda División B del Grupo Cuarto”. Intentos de agresión al árbitro, peleas entre los jugadores de ambos conjuntos y con los aficionados de por medio, dejaron un triste final del que la entidad blanquiverde ha querido “hace constar que bajo ninguna circunstancia está justificado el uso de la violencia ni en acción verbal ni física, por lo que condena cualquier efecto en ese sentido, mostrando su rechazo hacia lo sucedido”.
El Córdoba ha mostrado su sorpresa por la actitud de futbolistas que “siempre habían mantenido un comportamiento intachable en el campeonato, dentro y fuera del terreno de juego, como el resto de sus compañeros de plantilla”. Es por ello que les ha invitado a que “reflexionen sobre lo sucedido con el propósito de que puedan enmendar su comportamiento”. Y ha recordado que, “hasta la fecha, (el filial) había liderado la estadística en juego limpio de su grupo en la categoría”.
Finalmente, desde la institución que preside Jesús León tampoco se ha pasado por alto “la actitud de algunos jugadores del conjunto visitante, el Mérida AD, que, en gran medida, provocaron una situación que nunca debió de haberse producido”. Ello, “tras increpar verbalmente y de manera insistente a los integrantes del equipo blanquiverde, durante la disputa”.
Los hechos

El estadio del Ciudad de Lucena era el escenario del final más triste posible de temporada para el Córdoba B. Y es que tras ir venciendo por 1-0 hasta el minuto 90, el filial ha caído por 1-2, nada más y nada menos, que en el minuto 102 de partido. Un hecho que devenía en intentos de agresión al colegiado al final del encuentro, por parte de algunos jugadores blanquiverdes. Los lamentables incidentes provenían de lo sucedido en el tiempo de añadido. El Mérida empataba en el 93 y el Córdoba B marcaba el 2-1, que le era anulado. Luego vino la expulsión por roja directa del meta cordobesista. Y, por si fuera poco, en el minuto 102 un libre directo daba el tanto de la victoria a los extremeños y la plaza para jugar el play-out por la permanencia, mientras el filial descendía a Tercera.
Un más que polémico final que no justifica lo sucedido después, con el colegiado escoltado por la Policía y trifulcas sobre el césped, en las que se vieron implicados jugadores de los dos equipos y aficionados.
El comunicado
El Córdoba Club de Fútbol, por la presente, quiere hacer pública su disculpa tras recopilar información sobre los hechos acontecidos en la tarde de ayer en el estadio Ciudad de Lucena, donde jugaron el filial blanquiverde y el Mérida AD en el que fue el último partido de la Liga de Segunda División B del Grupo Cuarto.
La entidad deportiva hace constar que bajo ninguna circunstancia está justificado el uso de la violencia ni en acción verbal ni física, por lo que condena cualquier efecto en ese sentido, mostrando su rechazo hacia lo sucedido.
La institución cordobesista, tras analizar los datos, contrastar informaciones y visualizar los vídeos recopilados que muestran lo ocurrido traslada su más sentido pesar por la imagen que proyectó nuestro equipo filial, un conjunto que hasta la fecha había liderado la estadística en juego limpio de su grupo en la categoría.
De igual manera, pide disculpas al colectivo arbitral, en especial a la figura del colegiado que medió en la disputa, Francisco Javier Fernández Vidal, por las molestias ocasionadas y los momentos vividos en el terreno de juego y tras la contienda.
El Córdoba CF quiere hacer constar que lamenta la actitud de algunos de sus jugadores del filial, que siempre habían mantenido un comportamiento intachable en el campeonato, dentro y fuera del terreno de juego, como el resto de sus compañeros de plantilla, y les invita a que reflexionen sobre lo sucedido con el propósito de que puedan enmendar su comportamiento.
De la misma manera, el Club reprocha la actitud de algunos jugadores del conjunto visitante, el Mérida AD, que, en gran medida, provocaron una situación que nunca debió de haberse producido tras increpar verbalmente y de manera insistente a los integrantes del equipo blanquiverde durante la disputa.
La entidad cordobesista entiende que el fútbol es un deporte donde deben primar los valores propios de una competición siempre bajo el correcto uso y cumplimiento de sus normas y con el respeto que merece cualquier rival y afición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here