Roca Rey llega en triunfo a Córdoba


El joven diestro peruano corta cuatro orejas y un rabo en una tarde inolvidable en Jerez

Unknown 3 2
Roca Rey. Foto: Jesús Caparrós

Es uno de los toreros del momento y su progresión no parece conocer límites. Y es que el torero peruano Andrés Roca Rey ha vuelto a cosechar un nuevo e inolvidable triunfo, a dos semanas de que haga acto de presencia en el coso de Los Califas.
Con toros de Núñez del Cuvillo, el diestro peruano compartió cartel en la plaza de toros de Jerez de la Frontera con el gran triunfador de la Feria de Sevilla, Julián López El Juli; así como con el matador extremeño, Alejandro Talavante. Este último tuvo una tarde aciaga, mientras que El Juli solo podía cortar un apéndice a uno de sus dos enemigos.
Por su parte, Roca Rey eclipsó a los tendidos con su toreo de poder, unido a una exquisita técnica. El premio fue, nada más y nada menos, que cuatro orejas y un rabo, que le abrieron merecidamente la puerta grande del coso jerezano.
Feria con triunfadores
Si bien la Feria Taurina de Nuestra Señora de la Salud será corta, los carteles dejan a los triunfadores, tanto de la anterior edición (Enrique Ponce y Lea Vicens) como a los de la Feria de Sevilla 2018 (El Juli) y al probable de Jerez (Roca Rey). Así, el viernes 25 -con toros de Daniel Ruiz- lidiarán Enrique Ponce, El Juli y Ginés Marín. Mientras que el sábado 26 de mayo, los astados de Juan Pedro Domecq serán toreados por Finito de Córdoba, Morante de la Puebla y Roca Rey. Finalmente, el domingo 26 Andy Cartagena, Diego Ventura y Lea Vicens rejonearán a los morlacos de Fermín Bohórquez.
¿Nuevo César Rincón?
Roca Rey se ha convertido como un soplo de aire fresco para la Fiesta. Y es que, como acertadamente destaca un joven aficionado a la Fiesta, Rafael Carmona, el matador se caracteriza por su capacidad de superación. La misma que, como se puede apreciar cada tarde, le permite “aguantar el tirón”, cuando pisa los terrenos tan complejos en los que se adentra y lo realiza repetidamente cada tarde. Un torero que guarda cierta analogía con uno de los grandes maestros latinoamericanos, el inolvidable César Rincón.