"Me dijo: Yo en Segunda B me quedo"


El director general del Córdoba CF, Luis Oliver, desvela un ejemplo del compromiso de la plantilla con el club y la salvación

Oliver
Luis Oliver./Foto: LVC

El Salón Liceo del Círculo de la Amistad ha acogido en la tarde-noche de este lunes una mesa redonda, en la que han participado algunos de los nombres propios del Córdoba CF. Moderada por el periodista de COPE Córdoba, Toni Cruz, en la misma han participado el representante del liceo cordobés; el propietario de la entidad blanquiverde, Jesús León; el director general del CCF, Luis Oliver; y el central de la primera plantilla, Aythami Artiles.
Oliver ha valorado la situación por la que atraviesa el equipo. En este apartado ha asegurado que “estamos muy por encima de lo previsto, a falta de cuatro jornadas estar a cuatro puntos es muy bueno”. Si bien, no ha pasado por alto las últimas dos derrotas cosechadas: “llegar al punto cero demasiado pronto no me gusta. De hecho, aunque no quieras te relajas”, ha explicado Oliver. Éste ha vaticinado que “nos la vamos a jugar en el último partido”. Y ha recordado que “ningún equipo de la liga se ha salvado (a estas alturas del campeonato) a menos 8, menos 9 o menos 11, nadie se ha salvado, por lo que estar a cuatro (de la permanencia) es un sueño. Jugárnosla en la última jornada lo hubiéramos firmado cuando llegamos”.
Leon co
Participantes en la mesa redonda./Foto: BJ

El director general del Córdoba ha ido más allá y ha desvelado una anécdota muy peculiar que le sucedió con Ayhami: “Cuando perdimos contra el Granada estábamos a menos 13 y con el average perdido. Esa noche me llama Aythami para quedar conmigo. En China no se había cerrado el mercado de fichajes y pensé, éste se va a China. Y, cuando tomamos café ese lunes, me dice, ‘oye que yo en Segunda B me quedo”.
Al hilo de ello, León ha puesto de relieve que las incorporaciones del mercado invernal se debieron “a la credibilidad y se lo debemos a Luis, que lleva 30 años en esto”. De tal modo que ha desvelado que algunos de los jugadores fichados “tenían ofertas de otras ligas de Europa, de equipos de la Primera División de esos países”. A ello, Oliver ha repuesto que se pudieron llevar a cabo esas incorporaciones “creyendo en Dios, lo primero. Fichar a ocho personas en cinco días es muy difícil”, ha reconocido.