Kieszek falla en el partido crucial


El guardameta del Córdoba pudo hacer más en los tres primeros goles que encajaron los blanquiverdes

kieszek
Los jugadores del Córdoba y del Huesca, antes del comienzo del encuentro./Foto: CCF

Hay días en que todo se pone en contra y, este sábado en el partido frente al Huesca, le pasó al Córdoba. Los blanquiverdes, que cayeron 2-4 ante los aragoneses, encajaron el primer gol cuando eran los dominadores del encuentro; cuando recortaron distancias (1-2) encajaron un tanto a la siguiente jugada; y, cuando volvieron a acercarse en el marcador, la alegría les duró seis minutos. Y ello aderezado con una pobre actuación de su portero, Pawel Kieszek.
El polaco ha sido uno de los baluartes del equipo cordobesista durante las casi dos temporadas que lleva en el club. Pero este sábado pudo hacer más en los tres primeros goles que, a la postre, fueron una losa insalvable para el Córdoba. El primero, pese a ser una obra de funambulismo de Gallar, el meta polaco vio pasar un balón que potencia, no era lo que llevaba precisamente.
El segundo gol, de Melero, fue en boca de gol sin que Kieszek fuera obstáculo de ningún timo. Mientras que en el 1-3 de Cucho cualquier aficionado pensaría que pudo hacer bastante más. En su descargo están las numerosas paradas que han dado puntos y evitado goleadas. Si bien hoy, en el encuentro vital para seguir luchando por la permanencia, el polaco flaqueó y solo realizó una intervención de mérito.
Al director general del Córdoba, Luis Oliver, Kieszek no le convencía y a punto estuvo de hacerse con los servicios de Dorronsoro. Aunque resulta ventajista, en el Arcángel habrá quien se haya acordado de aquellos días invernales. Si bien no es menos cierto, que el recuerdo más vivo será el de los que confeccionaron la plantilla el verano pasado. Los González, Cardoso, Gómez, Carrión y cía.