La Cultural y el drama en el Reino de León


El conjunto que dirige Rubén de la Barrera salvó un match ball en Granada y recibe a los blanquiverdes, cuando estos atraviesan por su mejor momento de la temporada

cultural
Los jugadores de la Cultural celebran un gol./Foto: CyD Leonesa

El partido del domingo será dramático. De eso, no cabe duda. Y es que la Cultural Leonesa y el Córdoba CF se jugarán -en el Reino de León- dar un paso decisivo para conseguir el objetivo ansiado: la permanencia. Para cargar de tintes dramáticos al encuentro al conjunto de Rubén de la Barrera y al de José Ramón Sandoval los separa un solo punto y ambos llegan en un momento dulce de la temporada.
La Cultural parece haber reaccionado a tiempo. Y es que, cuando se hundía en la clasificación y se metía de lleno en el descenso, los leoneses han dado u golpe de efecto que los ha sacado de los puestos marcados en rojo. Así, tras la derrota en casa ante el Zaragoza, el equipo de Rubén de la Barrera venció a domicilio al FC Barcelona B y en casa al Tenerife. Si bien, el empate en Granada es, pese a lo que pueda parecer, el resultado más preocupante para los blanquiverdes.
La Cultural fue por debajo en el marcador todo el encuentro. De hecho, en el minuto tres de partido el Granada ya se adelantaba. Los nazaríes se pudieron 2-0 en la segunda parte. Y, pese a recortar, se llegó al tramo final con un 3-1. No fue suficiente y la Cultural consumó el empate en el descuento.
No obstante, si el acicate moral para los leoneses es importante, para los cordobeses no lo es menos. Con Sandoval en el banquillo se ha llegado más allá de los mejores pronósticos. El Córdoba está cuarto por la cola, eso sí, empatado a puntos con un Almería que marca la frontera de la salvación. La victoria por 3-0 ante el Sevilla Atlético supone por tanto, un nuevo punto de partida. Y, lo más interesante, en práctica igualdad de condiciones con sus rivales directos.
Si la Cultural llega con la moral alta, el Córdoba la tiene en la estratosfera. Era un equipo descendido hace tres meses. Ahora, la permanencia es más que posible y puede asestar un zarpazo a un rival directo este fin de semana.