¿El ascenso más ruinoso de la historia?


Desde que el Córdoba obrara el milagro en Las Palmas, a excepción de la primera temporada de Oltra, todo han sido contratiempos

Durante los últimos dos meses la vida ha cambiado en El Arcángel. Con Jesús León al frente de la nave blanquiverde, el Córdoba Club de Fútbol no parece que atravesara por la peor crisis deportiva de la última década y media. Sus formas, sus guiños y la comunión que ha logrado en tiempo récord con la masa social son el mejor argumento para el empresario montoreño. A ello hay que unir la eficaz gestión deportiva de Luis Oliver, que ha dejado, al menos, un rayo de esperanza para una salvación que, durante casi la totalidad de la temporada parecía imposible. Pero, ¿dónde, cuándo y por qué comenzaron los males del Córdoba? Hay quien opina que en el ascenso a Primera estuvo la clave.

sueño ascenso
Aficionados del Córdoba celebran el gol del ascenso en el estadio Gran Canaria./Foto: LVC

Si el parámetro para calibrar el éxito deportivo del Córdoba de González fuese exclusivamente el resultadista, no cabe duda de que el empresario consiguió lo que nadie en décadas, un ascenso a primera. Si bien, cuando en la ecuación entra la afición, su gestión fue de las peores que se recuerdan. Ello por no hablar de la relación con los medios. Y, si la X estuvo en el juego, a nadie le cabe duda de que los dos mejores planteles, en este ámbito y con diferencia, fueron los de Paco Jémez y José Luis Otra, pese a las diferencias de concepto.
La temporada del ascenso, de hecho, fue un homenaje a la improvisación y a una serie de golpes de suerte que, en contadas ocasiones, ha tenido el Córdoba. La misma se disipó con un regreso a la máxima categoría del fútbol español. La segunda vuelta del campeonato fue de las más dolorosas que se recuerdan y supera a la primera del actual, con todas sus sombras.
La llegada de Oltra fue un espejismo. Su cese, junto con el de Emilio Vega, inició una espiral de la que, ahora, se siguen pagando las consecuencias. Es más, la demora en la venta del club lleva a pensar en las cuentas ¿Qué hubiera pasado si León y Oliver llevasen al frente cuatro partidos más? Es hacer la cuenta de la vieja, pero puede que se llevasen nueve puntos más. Con eso casi bastaría para salvarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here