Ganar para seguir sufriendo y soñando


El Córdoba CF se enfrenta al CD Lugo con la necesidad de vencer para seguir acercándose a los puestos que otorgan la permanencia

Narváez Córdoba
Juanjo Narváez celebra su gol ante el Alcorcón./Foto: CCF

Ganar para sufrir. Puede resultar contradictorio, pero la realidad del Córdoba CF es que necesita seguir ganando para seguir aferrándose a la pelea por la salvación. Una labor titánica a falta de 13 partidos para el final del campeonato. Y es que pese a las dos victorias consecutivas, los pupilos de Sandoval no tienen margen de error. Máxime tras la victoria del Nástic en Granada de ayer que deja la distancia con los puestos que otorgan la permanencia a 10 puntos, frontera que ahora mismo marcan el FC Barcelona B y el Alcorcón.
El Córdoba se mide a un equipo, el CD Lugo, plagado de ex jugadores blanquiverdes, como Bernardo C ruz, Fede Vico, Campabadall y Jaime Romero, entre otros. Los gallegos se hallan a tres puntos de los puestos que dan acceso al play-off de ascenso. Si bien, no atraviesan por su mejor fas en una temporada en la que llegaron a liderar en el tramo final de la primera vuelta. Ello en contraposición con los discípulos de Sandoval, que llegan al partido -por primera vez en el curso- con la moral alta, tras vencer de forma consecutiva al Valladolid y al Alcorcón.
“Los halagos debilitan. El equipo estaba mermado por los malos resultados y ahora estamos en un momento donde ha escampado un poco”, señalaba Sandoval en su comparecencia previa al encuentro para atenuar el clima de optimismo reinante. Si bien, el técnico de Humanes reconocía que “es importante que ha cambiado la mentalidad y la dinámica. Nos sentimos más fuertes para afrontarlo todo”. En este sentido, el míster aseguraba que “tenemos que ir paso a paso y seguir sumando”. Y explicaba que “la semana ha sido fantástica porque hemos trabajado corrigiendo errores del partido ante el Alcorcón. Esto nos puede llevar a conseguir los objetivos”. Y reiteraba que “hay que tener los pies en el suelo pero sin perder la esperanza”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here