Mientras uno sueña el otro se hunde


Itea
Celebración de los jugadores del Itea Córdoba CF Futsal./Foto: Itea

El pasado verano el por entonces denominado Itea Automatismos CD ascendía a la Segunda División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, por vía administrativa. Para dar el salto de categoría, los de Vista Alegre consiguieron el patrocinio del Córdoba Club de Fútbol. De tal forma que tanto el nombre como las camisetas cambiaron. Pero también algo más, el estilo y la suerte.
Y es que mientras en Vista Alegre se procedía con humildad y se tenía claro que la permanencia era el único objetivo posible, desde las oficinas del Arcángel se insuflaba una burbuja que, nada más comenzar la temporada, estalló. De aquellos barros estos lodos. Y ahora el primer equipo de fútbol de la ciudad vive la crónica de una muerte anunciada. O lo que es lo mismo, con el descenso a Segunda B, prácticamente, certificado.
Todo lo contrario ocurrió en Ciudad Jardín. Si los primeros pasos fueron trémulos, pronto los de Maca comenzaron a crecer y a ganar. Un hecho que ha valido al Itea para convertirse en la revelación de la categoría, en uno de los mejores visitantes y para situarse a dos puntos de los puestos de play-off de ascenso a la máxima categoría del fútbol patrio.
Pase lo que pase, se consiga la proeza o no se llegue, la permanencia parece segura. Y partidos como el de este fin de semana frente al Noia donde el Córdoba del fútbol sala ganó por 7-2, no hacen sino alimentar la esperanza y dejar la satisfacción de disfrutar de al menos un equipo de la ciudad. Y es que mientras uno sueña el otro se hunde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here