El Cajasur CBM se consolida como líder


Los granates se repusieron a una irregular primera parte para sacar lo mejor en la segunda y derrotar a un incómodo rival manchego

Cajasur
Cajasur CBM ante el Caserío./Foto: LVC C

El Cajasur CBM tiró de trabajo y lucha para superar a un BM Caserío de Ciudad Real que dejó una gran impresión en la IDM Fátima. Los de Escribano sufrieron mucho en el primer acto, sin poder nunca imponer su ritmo de juego y yéndose a vestuarios con desventaja. Pero en la segunda mitad cambió completamente la decoración y el cuadro granate supo imprimir sus señas de identidad para terminar desarbolando a su rival en los últimos minutos y llevarse la victoria por 33-26, incluso de manera desahogada.
La primera parte fue frenética, sin orden ni concierto, con poca táctica y mucha velocidad, y, principalmente, con ausencia de ambas defensas. Porque tanto Cajasur como Caserío se metieron desde el inicio en un intercambio de goles casi sin oposición defensiva y sin opciones para los porteros.
Con esta dinámica el partido se convirtió en un desorden continuo, un correcalles con muchos goles en ambos lados y en el que Aitor Gómez llevaba la voz cantante en los locales, con un primer tiempo perfecto que incluyó seis goles en otros tantos lanzamientos. Pero al Cajasur no le iba nada este tipo de partido, y Escribano tuvo que pedir tiempo en el minuto 21 con 12-14 en contra.
Desde ahí hasta el descanso los granates trataron de estabilizar el resultado, más con el corazón que con la cabeza, y un gol de Aitor puso el 15-16, pero en la siguiente jugada, justo antes del final del primer periodo, el granate Esteban López vio la roja descalificante.
La consigna para la segunda parte no era otra que recobrar las armas del equipo, defensa fuerte y contraataque, y pronto se vio que el Cajasur no quería dejar nada a la improvisación, y sobre todo no permitir a Caserío llegar con vida a la parte final del partido.
Tras unos primeros minutos de tanteo, el Cajasur comenzó a subir su intensidad defensiva, con más piernas y más ayudas, lo que sirvió para iniciar el despegue en el marcador. Ello, unido a la velocidad en el contraataque, con un Nano letal en este aspecto, comenzó a desnivelar la balanza del lado local.
Hacia la mitad del periodo los cajistas ya tenían un colchón de tres goles de renta que les daba más tranquilidad y les permitía elaborar mejor su juego ofensivo, que solía terminar con lanzamientos exteriores de un gran Aitor o movimientos rápidos para abrir huecos y penetrar hasta los seis metros.
A pesar de ello, el Caserío no se rindió y volvió a ponerse a dos tantos con opción de recortar más incluso la renta, pero el Cajasur no quiso dar la más mínima opción y terminó jugando sus mejores minutos, con un Ramón que echó el candado para encajar sólo un tanto en los últimos siete minutos y un marcador que exhibió al final un gratificante 33-26 que supone otro paso adelante del Cajasur hacia cumplir su objetivo.
FICHA TÉCNICA: CAJASUR CBM 33-26 BM CASERÍO
CAJASUR CBM: Ramón, Aitor (10), Esteban, Nazario (7), Antonio Hidalgo (2), Nano (6), Brito, Domingo, Pablo (2), León, Herrera (2), Lucena (1), Antonio Fernández (3), Morón y Renema.
CASERÍO: Pablo, Álex Abad (1), David Abad (3), Gonzalo (3), Barroso (1), Jaime (1), Gallego (4), Jiménez (3), Martín, Mohino (1), Restrepo (2), Imanol, Torre (5), Torres (2) y Javier.
ÁRBITROS: Espadas y Raez (Castilla la Mancha). Excluyeron por el Cajasur a Nano, Esteban, Pablo y Aitor; y por el Caserío a Jiménez, Restrepo, Torre y Mohino (2). Descalificaron a Esteban López por el Cajasur (30’).
PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 2-2, 7-6, 10-8, 12-12, 13-14, 15-16 (descanso); 18-18, 21-20, 25-21, 27-23, 30-25 y 33-26.
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente al grupo F de Primera Nacional disputado en el IDM Fátima ante unos 300 espectadores.