Sufrimiento hasta el límite para ganar en Villafranca


Los granates del CBM se impusieron al correoso cuadro extremeño por la mínima y tirando de oficio tras un partido igualado y muy trabado

Villafranca
Lance del partido entre el BM Villafranca y el Cajasur CBM./Foto: Radio Villafranca

Tensión y sufrimiento hasta límites insospechados tuvieron su recompensa en forma de dos puntos muy importantes para el Cajasur CBM en la cancha del BM Villafranca de los Barros. Los granates, que fueron por encima la mayor parte del encuentro, tuvieron que sacar todo lo que tenían dentro para superar a un equipo extremeño que en su pista es un hueso muy duro de roer. Un final apretado, con tanto casi salvador de Nano, dio paso a la polémica con tarjeta azul incluida para Antonio Hidalgo.
El duelo respondió y tuvo todas las características que se le presuponían. Con preeminencia de las defensas sobre los ataques, la primera parte fue muy trabada y los guarismos bajos. Muestra de ello fue que el Cajasur tardó siete minutos en inaugurar su casillero, pero una vez abierta la lata, las cosas empezaran a ponérsele más claras.
Los granates tomaron la primera renta con un 2-4 favorable, y llevaron la iniciativa en la mayor parte de la primera mitad, aunque tenían muchos problemas para atacar la defensa local. Similar panorama se vivía en el área granate, con una defensa cordobesa muy solidaria, que mantenía a los locales con tan sólo dos goles en el minuto quince.
Gracias a una sucesión de exclusiones en las filas extremeñas, todas justificadas tras un periodo de mucha dureza defensiva, el Cajasur cogió su máxima renta, porque a falta de cinco minutos para el descanso la ventaja era de 5-9, y parecía que podía ser el despegue granate. Pero la realidad fue bien distinta, porque tras un tiempo muerto local, un parcial de 3-0 justo antes del descanso iba a dejar el electrónico en un apretado 8-9 que hacía prever una segunda parte de alta tensión.
Y precisamente ello se dejó notar desde los primeros compases de la misma. Porque el Villafranca salió con mucho brío y pronto se puso por delante, llevando la iniciativa en los primeros compases. El mejicano Villalobos se las apañaba para superar la línea defensiva cordobesa una y otra vez, y el Cajasur pasaba sus peores momentos del partido.
Pero el Cajasur supo controlar y cortar la racha positiva a tiempo. Un gol de Nano estableció el 13-14, y el Cajasur ya no se iba a ver por debajo en todo el partido. De hecho, encontró nuevamente su mejor momento de juego y se puso nuevamente tres arriba a falta de ocho minutos, apoyado en una perfecta defensa y un Álex Morón que entró para echar el candado a su puerta durante siete minutos. Todo parecía muy de cara pero todavía quedaba sufrir. Porque tras un tiempo muerto local, el Villafranca anotó por partida doble y se puso a uno a falta de cuatro minutos. Nazario no perdonó desde los siete metros y Alemany también anotó para poner nuevamente a los suyos a uno. Escribano solicitó tiempo y templó los nervios para que Nano marcara el 17-19 a falta de treinta segundos. Acto seguido, Antonio Hidalgo vio la tarjeta azul por una acción desmedida sobre un rival, peor al Villafranca ya sólo le dio tiempo a anotar desde los siete metros y poner el definitivo 18-19.
Ficha técnica: BM Villafranca 18-19 Cajasur CBM
Villafranca: Presumido, Cadaval, Barco, Llopis (4), Salamanca, Alemany (4), Guillén (2), Josema (2), Bachiller, García, Villalobos (6), Deco, Picarzo, Piñero, Fuentes y Gonzalo.
Cajasur CBM: Ramón, Aitor (1), Esteban (1), Nazario (7), Antonio Hidalgo (4), Nano (5), Brito, Domingo, Pablo (1), León, Herrera, Lucena, Antonio Fernández, Labraca y Morón.
Árbitros: Espadas y Raez (Castilla la Mancha). Excluyeron por el Villafranca a Salamanca, Josema, Bachiller, García, Deco (2) y Guillén (2); y por el Cajasur a Herrera y Pablo. Descalificaron a Deco por los locales y a Antonio Hidalgo por el Cajasur.
Parcial cada cinco minutos: 1-0, 2-2, 2-4, 3-5, 5-7, 8-9 (descanso); 10-9, 13-12, 14-14, 14-16, 14-17 y 18-19.
Incidencias: Encuentro correspondiente al grupo F de Primera Nacional disputado en el Pabellón Extremadura ante unos 600 espectadores.