Un derbi igualado e intenso


El Cajasur CBM gana, no sin apuros, a un rocoso BM Aguilar por 26-23 y sigue comandando una semana más la clasificación

CBM
Los jugadores del Cajasur CBM celebran la victoria ante el Aguilar./Foto: LVC

No fue fácil como ya se preveía, pero el Cajasur CBM supo sufrir y tirar de trabajo y lucha para superar en el derbi provincial de Primera Nacional al BM Aguilar por 26-23. Los de Escribano no arrancaron bien el partido pero reaccionaron a tiempo para marcharse a vestuarios con ventaja. Ya en la segunda mitad las cosas volvieron a igualarse coincidiendo con la lesión de José Baena, pero en los últimos minutos el cuadro local estuvo más certero y se llevó dos puntos muy importantes para arrancar la segunda vuelta.
El partido arrancó de manera sorprendente porque el Aguilar salió a la cancha más enchufado, infligiendo a su rival un parcial de 0-3. Le costó al Cajasur reaccionar pero los granates se pusieron por delante y remontaron para evitar un despegue visitante, aunque nuevamente el cuadro de la Campiña se puso 4-7 arriba al ecuador de la primera parte.
A partir de ese momento, el Cajasur supo templar algo mejor sus nervios y estabilizar su juego, sobre todo mejorando en la faceta ofensiva. Con un Aitor Gómez muy inspirado haciendo estragos, los granates se pusieron tres arriba a falta de dos minutos para el descanso, ventaja que quedó disminuida al 15-13 que reflejaba el electrónico al descanso y que dejaba las espadas en todo lo alto para la segunda mitad.
En la reanudación la tónica fue bastante parecida, con un Cajasur que quería distanciarse jugando a ráfagas y un Aguilar que buscaba a Jota en seis metros para mantenerse en el partido. Los de Escribano administraban bien su colchón de dos o tres tantos pero tras el 20-17 y la lesión de José Baena se descentraron un poco.
Aguilar niveló la contienda e igualó a veinte tantos a falta de quince minutos. Daba la sensación de que el Cajasur se iba de la pista por momentos, pero entre Nazario y Aitor el equipo se recuperó y devolvió otro parcial, de 4-0, que ya fue casi definitivo. En los minutos finales, y con un carrusel de exclusiones por ambos bandos, el Aguilar intentó la heroica, pero un robo de balón de Antonio Hidalgo con gol al contraataque sentenció un bonito y vibrante partido.
Ficha técnica: Cajasur CBM 26-23 BM Aguilar
Cajasur CBM: Ramón, Aitor (9), Esteban (1), Nazario (4), Antonio Hidalgo (5), Nano (1), Brito (3), Baena (3), León, Herrera, Lucena, Antonio Fernández, Labraca, Morón y Renema.
BM Aguilar: Alfonso, Jota (6), Gonzalo (4), Agustín, Salva Baena (1), Bros (2), Óscar (4), Mendoza (2), Morales (2), Ortega (2), Pablo, Rafa Triviño, Antonio Triviño, Castro y David.
Árbitros: Molina Baena y Molina Baena (Andalucía). Excluyeron por el Cajasur a Brito, Aitor, Antonio Hidalgo, Pablo, Nazario (2) y el técnico Jesús Escribano; y por el Aguilar a Rafa Triviño, Jota (2), Gonzalo (2) y Óscar (2).
Parcial cada cinco minutos: 0-1, 4-3, 4-6, 8-8, 10-9, 15-13 (descanso); 16-15, 18-16, 20-19, 22-20, 24-21 y 26-23.
Incidencias: Encuentro correspondiente al grupo F de Primera Nacional disputado en la IDM Fátima ante unos 400 espectadores. Estuvieron presentes el presidente del IMD de Córdoba Antonio Rojas y el presidente de la Federación Andaluza de Balonmano Antonio Rosales.