Córdoba llora la muerte de Lucas de Écija


Córdoba llora este domingo la pérdida de uno de sus hijos adoptivos más queridos, el cantaor flamenco Francisco Crespo Aguilar. Conocido con el nombre artístico de Lucas de Écija, éste era el padre del ex jugador y entrenador del Córdoba -en la actualidad técnico de la Unión Deportiva Las Palmas-, Paco Jémez. El míster, como informaba anoche el medio insular Tintaamarilla, conocía la triste noticia al acabar el partido que enfrentaba a su equipo, frente al Valencia.

Jémez
Paco Jémez durante uno de sus primeros entrenamientos./Foto: UD Las Palmas

Lucas de Écija, nació en el año 1935 en la localidad de la que adoptó su apellido artístico. Un trotamundos que, como recoge El Arte de vivir el Flamenco, tuvo en Córdoba su domicilio más habitual. Desde muy joven actuó en Los Califas, en pleno corazón de la Judería en la calle Deanes. En este barrio cordobés fue un auténtico mito y recibió un gran cariño.

Arte y sabiduría Dios le entrego
para que lo manifieste
con fuerza y mucha pasión,
para que su pueblo de Ecija
le rinda una ovación,
porque siempre estará orgullosa,
de poder tener a un gran cantaor.

Era un cantaor muy completo, sobresaliendo por fandangos, bulerías y cantes por malagueñas. Ha destacado cantando a destacadas bailaoras como Sara Lozano. Descanse en paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here