Se gana a la afición desde el primer minuto


El nuevo propietario del Córdoba, Jesús León, recibe las bendiciones de los seguidores blanquiverdes

Campanero y León
Rafael Campanero y Jesús León./Foto: LVC

El Córdoba Club de Fútbol ha jugados dos campeonatos durante los últimos meses: el de liga, donde la situación es crítica; y el de los despachos. En este último aparatado, tras numerosos vaivenes en la negociación, el empresario montoreño, Jesús León, ha ganado finalmente la partida. Y con él una afición que, en su mayor parte, quería la salida a toda costa de la familia González. La resolución de esta parcela se producía este viernes y se sellaba con un abrazo, entre León y González, en la puerta de una notaría en Madrid. En ese momento comenzaba la previa del partido frente al Albacete.
Y el partido se ha calentado, en el mejor de los sentidos que -a día de hoy- puede vivir el cordobesismo: el psicológico. León programó su primera comparecencia en el estadio del Arcángel y apareció acompañado por Rafael Campanero. Por encima del presente y pasado del Córdoba, su himno. El mensaje del nuevo propietario era claro, sin articular palabra. El protagonismo lo tiene el Córdoba y su sentimiento de pertenencia. Las palabras del nuevo dueño de la entidad iban en ese sentido. Gratitud para la afición. Y se centraba en señalar como único objetivo la salvación del equipo. “Desde aquí hago un llamamiento para que, a partir de hoy, hablemos solo del equipo”, ya que la unión es algo fundamental para el nuevo propietario del Córdoba. “Nuestro objetivo empieza mañana contra el Albacete y tenemos que contar con el apoyo de la afición, porque es clave”. Para insistir en que es un apartado clave. “El club está por encima de los intereses particulares. Sin egos todo el mundo es bienvenido”, adelantaba como espíritu de su mandato.
La respuesta de la afición
A nadie escapa que las cada vez más remotas posibilidades de salvación pasan por vencer en los partidos que restan en el Arcángel. Consciente de ello, León avanzaba que se regalarían entradas este sábado, para el encuentro contra el Albacete y convertir el estadio blanquiverde “en un fortín”. El llamamiento ya ha tenido respuesta y, desde primera hora, son considerables las colas en las taquillas, para asistir a un encuentro (comenzará a las 18:00 horas), que habrá de servir para comenzar a restañar heridas y empezar a ver la luz al final del túnel. De momento, León ha ganado su particular encuentro.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here