La nueva estrella del cordobesismo


El aspirante a hacerse con la propiedad del Córdoba CF, Jesús León, se perfila como un emblema para un sector de la afición

estrella
Luis Oliver y Jesús León./Foto: LVC

Ni aquel recordado domingo veraniego, en que la cuenta oficial de Twitter del Córdoba CF ardía anunciando fichajes, iguala a la expectación que este miércoles producía la comparecencia de los candidatos a compradores del club blanquiverde. A mediodía, Alejandro González se levantaba de la mesa “con su kilo” (así lo explicaba Luis Oliver) y la cascada de informaciones se sucedía con la cadencia inherente a este tipo de situaciones. Y, junto a ello, el anuncio -más o menos velado- de una rueda de prensa del propio Oliver y Jesús León iba cobrando fuerza.  El hotel Córdoba Center fue el escenario elegido y, a las 19:00 horas, apareció la nueva estrella del cordobesismo.
La estrella era León, porque su socio estuvo en un segundo plano casi hasta el minuto 20 de la rueda de prensa. En un símil futbolístico, Oliver era el revulsivo (casi con el mismo rol que llegó Guardiola el pasado verano). Antes, desde el hall del hotel hasta después de la intervención, las cámaras y los móviles enfocaban al empresario montoreño. Hasta el extremo de que, en varios momentos, algunos aficionados y aficionadas se hicieron selfies con León.
Entre tanto, a lo largo de su intervención, el de Montoro lanzó recados dirigidos más a la afición que a la familia González. Así, León reconocía haber “suplicado” a González para que se produjera la firma. Mientras que añadía que “nos hemos dejado la piel para conseguir esto, hemos luchado con creces. Llevo años y años, hemos aceptado todo lo pedido, luchado con agallas y mirando los papeles que nos han dado sin comprobar nada, eso es solo para valientes”. Juicios de valor que, en algún momento, se vieron arengados en la sala por algunos de los presentes. Había nacido una estrella, si bien y tras el comunicado posterior del Córdoba no se sabe si para quedarse.