El desafío de Jémez y Luna Eslava


El culebrón entre Paco Jémez y la Unión Deportiva Las Palmas ha llegado a su fin. Y es que el ex técnico blanquiverde vuelve a la que fue su casa en el tramo final de la temporada 2009-2010 y la 2010-2011. El míster llegará a Gran Canaria el 27 de diciembre para ser presentado, de forma oficial. Y llevará consigo a otro mito cordobesista como segundo entrenador, Juan Luna Eslava. A éste hay que sumar a Julio Luis Muñoz como preparador físico y a Jorge Ramírez de entrenador de porteros.
La llegada de Jémez a Las Palmas era un secreto a voces. Cabe recordar que el míster realizaba, en fechas recientes unas declaraciones a Radio Marca Gran Canaria. “Ellos saben que hasta después de Navidad no haré nada. Si siguen sin entrenador y me llaman nos sentaremos a negociar”, admitía el entrenador. Jémez iba más allá y reconocía abiertamente que “Las Palmas es un sitio que sabía que tarde o temprano iba a acabar, a lo mejor no quería que tan pronto, pero existe la posibilidad de ir y que hayan decidido esperar hasta después de navidad significa que confían en mí”.
Uno de los aspectos donde Jémez daba toda la medida de su filosofía ha radicado en su forma de entender la gestión del vestuario: “Siempre he sido una persona clara y le pido a cada jugador lo que quiero de él, quien no me lo da lo saco fuera”. Y aseguraba que “me llevo bien con los que juegan y con los que no, pero un entrenador debe tomar decisiones”. Sobre su entonces posible llegada al conjunto insular y la reacción que provocaría en los jugadores de la UD, el entrenador era diáfano al señalar que “cualquier entrenador que vaya querrá llevar 3 ó 4 jugadores y eso significa que otros perderán su puesto de trabajo pero esto funciona así. Ya no estamos en la época en la que solo le costaba el cuello al entrenador, aquí si alguien no rinde se le da la baja”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here