Un minuto de silencio por el Córdoba



Ni el cese de Juan Merino, ni la promoción al banquillo del primer equipo de Jorge Romero, han conseguido calmar el malestar de la parroquia blanquiverde. Y es que los aficionados del Córdoba Club de Fútbol han escenificado, durante los últimos días, la gran fractura social existente entre la “masa social” (así gusta denominarla al presidente, Alejandro González) y la propiedad del club.
Un hecho que quedó reflejado tras el partido frente a la Cultural. Y es que tras remontar los leoneses dos goles en contra y con uno menos, la crispación asaltó las gradas del Arcángel. De tal forma que, González hijo, quiso suavizar los ánimos acercándose a la zona de preferencia baja. Situación que fue del agrado de algunos aficionados, que se fotografiaron con el mandatario. Si bien, un numeroso sector se mostró decididamente en contra, a través de las redes sociales.
En ese contexto, para el domingo se prevé una protesta, a partir de las 11:15 horas. Para llevar a cabo la misma se realizará una cadena humana, que pretende rodear el estadio del Córdoba. Y, una vez finalizada, dentro del estadio continuarán las medidas de presión. Así, en el momento en que suene el himno del Córdoba se ha conminado a los seguidores a guardar silencio y dar la espalda al terreno de juego. Mientras que, una vez comience el encuentro ante el Rayo Vallecano, la premisa es proferir gritos de reprobación contra la propiedad del club: El “¡González vende ya!”, de forma continuada.
#RodeemosElArcangel
Bajo ese hashtag, las redes sociales están siendo un clamor, desde que concluyera el partido del pasado sábado. Numerosos sectores del cordobesismo se han unido a esta iniciativa. Así, desde la peña Frente Penitente se ha señalado que, “siendo peña federada y fundadora de la Plataforma CCF Somos Nosotros, siempre ha estado presente apoyando a nuestro equipo y en contra de la gestión de la propiedad”. A lo que han añadido que “nuestros socios y simpatizantes tendrán plena libertad de acción ya sea para apoyar las medidas de protesta anunciadas, o de no acudir al estadio”. La crispación en el seno del cordobesismo se acrecienta y el domingo aguarda un nuevo capítulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here