El mejor escenario para obrar un milagro


culpa milagro
Jugadores del Córdoba CF, durante el partido ante la Cultural./Foto: LaLiga

Cartagena, Huesca y Las Palmas. Éstas son las tres ciudades donde el Córdoba CF consiguió sus mayores gestas en las últimas dos décadas. Las mismas valieron sus respectivos ascensos a Segunda y a Primera División. Y hoy, aunque en menor escala, en la ciudad aragonesa podría volver a revivirse un pequeño milagro.
El equipo blanquiverde marcha último clasificado, mientras que su rival de este sábado es el flamante líder de la categoría de plata. Dos conjuntos que caminan por dos sendas muy diferentes y que se conocen a la perfección. Los numerosos encuentros entre Huesca y Córdoba se remontan al ascenso que vivieron los Asen, Guzmán, Javi Moreno y compañía. Aunque los resultados han sido dispares, tras el posterior ascenso de los maños a Segunda, el de esta tarde se presenta a priori como el duelo más desequilibrado.
Al margen de la dramática posición en la tabla clasificatoria que ocupa el Córdoba y la privilegiada que posee el Huesca, el pequeño milagro que necesitan los blanquiverdes cobra mayores connotaciones si se tienen en cuenta las bajas con que llegan a la ciudad maña los de Merino. Sin Afonso por sanción, Josema por lesión, y con Caro entre algodones, el centro de la defensa llega con una merma digna de mención. Las soluciones pasan por los mediocentros defensivos del equipo: Edu Ramos y Álex Vallejo.
Fernández, pese a haber entrado en la convocatoria, también llega con molestias. Mientras que Jaime Romero ha quedado fuera, tras su lesión a las primeras de cambio en el partido ante la Cultural. Aun con todo, en la historia del Córdoba siempre ha habido un denominador común que muchos aficionados esperan que hoy se mantenga inalterable. Y es que los blanquiverdes caen con los rivales más débiles en época de vacas gordas y obran milagros, cuando todo parece jugar en su contra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here