Condenado a bajar sin remedio

29

El Córdoba tira por la borda en dos jugadas un partido que tenía ganado en la primera mitad

condenado
Kieszek encaja un gol./Foto: Cultural

El fútbol es trabajo, calidad y confianza. Pero también estados de ánimo y sensaciones. Y, en lo que respecta a algunos de esos aspectos, el Córdoba CF anda escaso. Es más, si ya la sensación generalizada incidía en la posibilidad, cada vez mayor, de volver a ver al equipo en Segunda B, tras el partido de este domingo el equipo blanquiverde parece más que nunca condenado a bajar y por correo certificado.
El partido empezó con los de Merino juntos, pero con los fallos defensivos de siempre. Cada vez que la Cultural se acercaba la sensación de peligro era evidente. Había nervios en una grada que, ni regalando entradas se llenó. El ejemplo llegó con el cambio de Jaime Romero que, pese a irse lesionado, fue pitado. La entrada de Jovanovic iba a ser determinante. Los cordobeses fueron creciendo, conforme avanzaban los minutos. La pelota era suya y el serbio desequilibraba a sus contrarios con facilidad. Y así vino uno de los dos penaltis que le iban a pitar a favor. El primero al pasar la media hora y con el premio añadido de la expulsión de Zuiverloon. Quedaba una hora de partido y Guardiola transformaba el 1-0.
Todo era coser y cantar. La grada se animó, Jovanovic desequilibró y vino la segunda pena máxima. Guardiola volvió a cumplir. El 2-0 del descanso auguraba tres puntos vitales. Nada más lejos de la realidad. La segunda parte comenzó con un correcalles que solo perjudicó al Córdoba. Un dudoso penalti ponía el 2-1, tras el lanzamiento de Yerai. Lo más doloroso vendría en otro fallo garrafal que propició el empate de un ex, siempre un ex, Rodri. En apenas cinco minutos, los blanquiverdes habían tirado a la basura una victoria crucial y, lo peor, deja a todo el mundo (jugadores incluidos) con la sensación de que no hay nada qué hacer. El Córdoba parece condenado a bajar sin remedio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here